El Cabildo catedralicio anda muy perdido

Frente a la gallardía con la que el Papa mantiene el orgullo de ser católico, el cabildo de la catedral cordobesa ha perdido los papeles y parece más moro que cristiano.
La ministra de Cultura, un conocido pozo de sabiduría, decidió que la medalla de oro de Bellas Artes podría muy bien entregarse en una capilla de la catedral cordobesa. Para ello sugirió al Cabildo que por tratarse de una ceremonia laica, no religiosa. Se buscaba que el acto no tuviese ningún signo por el que se pensase que podía tener carácter confesional. Y el cabildo que está formado es su gran mayoría por unos cobardes y unos abrazafarolas transigió con la sugerencia y retiró el crucifijo. Para leer más pinchad AQUÍ.

1 comentarios:

a. gil dijo...

Vino a decir la ministra al cabildo que si cerraban los ojos no era violación. El exhorto lo tomaron como mandamiento. ¡Vaya ministros de la Iglesia que tenemos! Si quieren enmendarlo que hagan mutis por la puerta zaguera.