La fatal arrogancia

Hay entrenadores que antes de un partido decisivo, se muestran arrogantes. Es una táctica que pretende intimidar un poco al rival, pero sobre todo motivar a los jugadores propios. Cuando te muestras arrogante antes de un amistoso, corres el riesgo de paracer idiota, además de arrogante.
Maurice Cheeks, entrenador de los Sixers, apenas ha visto un vídeo del Barça, aunque dice que eso es suficiente para darse cuenta que su rival de mañana "juega de manera muy ofensiva y tiene jugadores altos extremadamente rápidos". "Nosotros no saldremos a humillar a nuestro rival. Siempre salimos a la pista sólo a ganar y a jugar lo mejor que podamos. ¿Lo único que espero? Que nadie se lesione", concluyó Maurice Cheeks.
El Barcelona se impuso a base de casta y buen juego a Philadelphia 76ers (104-96)
PRIMERA VICTORIA DE UN EQUIPO ESPAÑOL ANTE UNO DE LA NBA

1 comentarios:

a. gil dijo...

Algunos arrogantes repiten lo que dijo en su día Don Helenio Herrera, apodado el mago HH, quien fuera entrenador del Futbol Club Barcelona por el 80: "vamos a ganar sin bajarnos del autobús".
Los únicos que conozco que ganan sin bajarse del autobús son los conductores.