La Rosa, recuerdo, también tiene espinas

No seré yo quien me diga valiente. Cierto es que últimamente los valientes parecen escasear, los valientes de verdad, digo. Hay oficios que necesitan de tal cualidad para que el desempeño de los mismos sea tomado como ejemplo verdadero. Militares y policías, jueces y fiscales, sacerdotes y políticos son algunas de las profesiones que deben llevar la valentía como requisito imprescindible. Y no valen las medias tintas para aquellos que dan un paso al frente y deciden abrazar tan loables vocaciones.

Esta mañana me desayunaba con una tribuna de Rosa Díez en ABC. Otra más desde que el líder de su partido ha decidido mandar España al guano y darse el lote con Ternera. Y me pongo a leer el artículo con el habitual interés. Pero hete aquí, que unas líneas me confunden, me mosquean y no me queda otra que esperar a las doce y media para comprobar si lo que leo se va a tornar en cierto:

"Y actuaré de forma coherente con la posición política que llevo días explicando. Y con mi compromiso ante los ciudadanos. Y obraré en conciencia. Aunque fuera cierto lo que me cuentan que dicen algunos de la dirección del PSOE: que me expulsarán si no apoyo la resolución presentada por el Partido Socialista. No lo haré. No votaré ninguna resolución. No participaré en una votación que nos divide a los demócratas españoles. No participaré en una votación en la que los socialistas, para conseguir que el Gobierno de Zapatero logre un apoyo testimonial, han facilitado a ETA la oportunidad de lograr el reconocimiento simbólico que ha perseguido a lo largo de toda su existencia. Tengo claro que los ciudadanos españoles no me han votado para eso."

Si tan malo resulta ser lo que los socialistas proponen, ¿no será mejor plantarse ante ETA y ante los desgraciados socialistas y votar NO?

No digo que Rosa Díez no sea valiente, lo ha demostrado muchas veces. Pero esta vez no ha sido lo valiente que debiera haber sido para pasar a la historia como la socialista vasca que se puso frente a la ignominia y utilizó todos los recursos a su alcance para frenar a ETA.

Rosa se abstuvo, ¿de verdad que para eso la votaron?

4 comentarios:

Sanders dijo...

Yo lo he dicho muchas veces; si Rosa Diez fuese coherente se habria ido del PSOE hace tiempo.

Pero el sueldo... ah! la vida es cruel.

Estoy totalmente de acuerdo contigo Luis, tenia que haber votado "NO".

rojobilbao dijo...

(...)No votaré ninguna resolución. No participaré en una votación que nos divide a los demócratas españoles.(...)

Ha sido coherente con sus ideas. No son las mías pero qué se le va hacer.

Luis de Amézaga dijo...

(...)Tengo claro que los ciudadanos españoles no me han votado para eso.

No creo que los redondo terreristas ni los rosistas le hayan votado para no poner toda la carne en el asador contra ETA.

a. gil dijo...

Rosa Díez, cuando te pasaron el balón te abriste de piernas para no jugarlo -no fue un caño- y te fuiste a la banda. Te van a dejar en la banda los de la banda por no seguir el juego del Mister...x. Sustituirán la camiseta Diez por un comodín comodón.
Rosa Díez, te arrugaste en lugar de jugar la pelota con lo que te queda y disparar para que no disparen los que disparan; era la única manera de que se te recuerde como una interior izquierda que disparó a puerta con la derecha en un gran partido internacional.