Mucho ridículo ha tenido que hacer...

Mucho ridiculo ha tenido que hacer José Blanco para que hasta Aberasturi le afee la conducta.
Don José Blanco sabía mejor que nadie que su denuncia era absurda, que no iba a prosperar y que no había ninguna base jurídica para sostenerla con un mínimo rigor, por eso la presentó a titulo personal sin meter al PSOE en el sainete. Don José Blanco actuó el viernes de forma justamente contraria a la que predicaba ayer y utilizó a la Audiencia Nacional porque pensó -tal vez lo piensa- que para hacer política vale todo, incluso caer en el ridículo. Allá él y allá el PSOE que lo mantiene donde lo mantiene.

2 comentarios:

a. gil dijo...

EL TREN DE LA MUERTE

Don Pepiño tiene miedo a ser blanco de los etarras. Si esto sucediera se convertiría en la víctima 192 y habría llegado a la estación Termini antes de la hora. Así que ha pedido el Libro de Reclamaciones antes de llegar porque le parece que los empleados del TAV-AVT le están haciendo la cama para que se vaya acostumbrando de día a la larga noche.

Como sabe que las víctimas no se van del todo prefiere quedarse del todo y que sus amigos cuenten con él pero no como el 192. La explosión de júbilo por el resultado de las elecciones del 14 de Marzo de 2004 le compensó más que a las víctimas las 10 explosiones de goma-2 que les borró del mapa, por eso le gustaría seguir con su tren de vida.

Nos llevaremos estos sustos mientras los etarras no estén en vía muerta.

a. gil dijo...

Me equivoqué al contar, sería el 193. Matemáticamente sería hacer el primo.