Un candidato muy querido

José Bové se presenta a las presidenciales francesas. Parece un candidato muy querido.

De acuerdo con los últimos sondeos, las intenciones de voto de Bové rondan el 2-3% y un estudio del pasado lunes indicaba que un 71% de los franceses estaba en contra de la idea de que se presentara a las presidenciales, un porcentaje que era apenas inferior (68%) entre los simpatizantes de la izquierda.

2 comentarios:

Argonaut dijo...

Quizá es que a Francia, en el fondo, le sigue quedando el poso de sensatez que incluso en sus momentos más deplorables, como ahora, siempre surge. Pero imaginaros en un momento a tal payaso en España.

a. gil dijo...

LOS SELLOS

Paco nuestro portero es aficionado a la filatelia de viejo. Se nutre de los sellos que venimos suministrándole los vecinos con holgado paspartú y que Paco se encarga de despegar bañándolos.
Tiene la buena costumbre de llevar a su garita el álbum que completa para mostrarlo a los colaboradores, con especial exhibición de los sellos que cada uno haya aportado.

Es un portero educado, metódico y con la inteligencia natural que brota de un observador liberal. Como a veces se me acumula la correspondencia me la entrega en mano junto a los periódicos acumulados que suele leer para saber cómo está el patio de los demás; y es cuando aprovecha para comentarme lo destacable.
Sr. Gil -me dijo- José Bové se va a quedar en los tacos de salida; si fuera campo a través que es lo suyo... No me interesa.
Si tiene la amabilidad de pasar a mi casa le enseñaré una colección de sellos cuyo personaje hizo una carrera destacada.

Accedí gustoso correspondiendo a su interés, y expectante le seguí hasta la sala. De una de las baldas extrajo unos álbumes que fue abriendo.

-Mire Sr. Gil, es mi colección de Franco desde 1939 a 1975. Esta no es la historia del político pero indudablemente este político hizo historia. Sin entrar en valoraciones, lo que veo es que Franco marcó una época de 38 años a la que le hemos denominado franquismo. ¿Cree usted que Ibarretxe quedará en la memoria?. Yo creo que lo olvidaremos como a tantos reyes godos.

-Estimado Paco, Ibarretxe es un aldeano de calle sin personalidad que no pega ni sellos. Obedece a los que le pagaron y a los que le pueden pegar. Más le valdría abandonar la política ahora que está a tiempo, no vaya a ser que los abertzales le mantengan en el puesto como una marioneta, en cuyo caso sí pasaría a la historia y a los sellos de la nación araniana.
La suerte desgraciada de España está echada con Zapatero, con la ETA y con los nacionalistas.
Usted se irá a la garita y todos juntos al garete.