¿Cuanto tiempo lo soportará Francia?

Bernard Kouchner ha sido designado ministro de exteriores por Sarkozy. Lo primero que llama la atención es que fue hasta ayer miembro del partido socialista. Es un médico que fundó primero "médicos sin fronteras" y más tarde "médicos del mundo", por lo que sólo un idiota como Tariq Ramadan puede decir de él que tiene un "humanismo selectivo".
¿Qué es lo que se les puede indigestar a los franceses?
1º Fue partidario de la invasión iraquí para derrocar a Sadam. Leo en un diario cubano "Según la óptica de Kouchner, era preferible que murieran cientos de miles de iraquíes y fuese destruida una de las reliquias de la cultura de la humanidad, con tal de sacar del poder a Saddam Hussein."
2º Es según los medio árabes «La elección de Kouchner confirma los peores augurios: El hombre que a lo largo de su carrera política se comprometió con múltiples iniciativas humanitarias, se ha alineado siempre con Israel y no ha tenido jamás una palabra de compasión para las víctimas del pueblo palestino».
Espero que dure mucho en el cargo y mantenga con firmeza ambas posturas.
Por más que me estrujo el seso no veo una figura similar en España, qué degracia la nuestra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongo que te refieres a que no hay un socialista en España así. Pues no, no lo hay ni lo habrá mientras Polanco sea el señor absoluto del PSOE.

Por otra parte fuera del PSOE (en el PP) hay gente como Gustavo de Arístegui al que sigo desde hace tiempo y que podría haber sido el mejor ministro de asuntos exteriores de muestra historia reciente.

Luis I. Gomez dijo...

Sus compañeros socialistas ya le han dicho que se vaya. Para ellos ha durado poco ;)

José María dijo...

y no ha tenido jamás una palabra de compasión para las víctimas del pueblo palestino».
Espero que dure mucho en el cargo y mantenga con firmeza ambas posturas.

Enhorabuena;-)

a. gil dijo...

Bernard Kouchner no es rojo; si lo fuera, su nombramiento sería un error para Francia. Los rojos no cambian.

Lo que desaprueba Cuba es bueno para los libres.

Los palestinos de Hamas y de Al Fatah se matan entre ellos; no se tienen compasión, digo yo.