Cultura de la muerte

Supongo que esto no habrá quien dude que esto forma parte de lo que se conoce como cultura de la muerte.

La consellería de Salud de la Generalitat de Cataluña, que encabeza la socialista Marina Gelli, va a hacer proselitismo de la píldora postcoital, también llamada “del día después”. Cree que no está suficientemente introducida en la comunidad y se propone poner remedio. Desde hace dos años y medio se dispensa gratuitamente en los centros de salud. Como eso no ha provocado un incremento de su implantación, ahora se plantea que el anticonceptivo, que en realidad es un abortivo, pueda ser dispensado en farmacias incluso sin receta.

4 comentarios:

Argonaut dijo...

No sólo de la cultura de la muerte. También de la completa renuncia a cualquier concepto de responsabilidad por nuestros actos. Al fin y al cabo, allí estará el Estat para sacarnos las castañas del fuego.
Curiosamente algunos, a esto, lo envuelven en graves y sedantes palabras: progreso, sensibilidad social, solidaridad...

Nodisparenalpianista dijo...

Si me permites la enmienda, Rojobilbao, no creo que sea exactamente cultura de la muerte, sino cultura del crimen o sencillamente, inducción al asesinato.
La Generalitat es así de rastrera y de ruin. Pero lo grave de verdad es que los gladiadores del Barcelona no podrán cobrar la prima por ganar la Copa de Monarca ese que tanto les disgusta. La ciénaga es lo que tiene.

Crispal dijo...

Lo triste es que cada vez hay más gente que piensa que de la unión de un hombre y una mujer sale una ameba o una esponja o cualquier cosa que no se pueda considerar ser humano. Nadie parece preocuparse del derecho del no nacido, y la situación es cada vez peor. Ahora ya ningún partido político de los grandes se plantea prohibir nada, mucho menos el aborto, porque -repito- de la unión de un hombre y una mujer no nace un ser humano, nace una ¿ameba? ¿esponja? ¿pre-embrión? ¿pseudo feto?
Es muy triste.

Alejandro dijo...

Y luego hacen campañas pronatalidad...estos progres...