Sanz corrige a Esperanza

Ayer Esperanza Aguirre abogaba porque UPN cediera la presidencia de Navarra al PSN, tercera fuerza política de Navarra como mal menor. Hoy, Miguel Sanz ha tildado tales pretensiones de aberración, lógico. No hay males menores que valgan, el PP si quiere conservar su crédito ha de dejar el oportunismo y las medias tintas para otros. Por eso nunca entenderé esos guiños de Rajoy a CiU y a Imaz. Sarkozy ha enseñado el camino, el discurso rotundo y sin concesiones es el que arrastra a los votantes. Por eso, también, el PP ha caído tan bajo al denunciar el estatuto catalán y apoyar el andaluz o el canario. Así no se va a ninguna parte, al poder no se puede llegar por cualquier vía. O no se debe, al menos.


3 comentarios:

snipfer dijo...

Esperanza es de lo mejor que tenemos –más bien lo menos malo–, pero cuando la caga, la caga bien.

Dodgson dijo...

A una mujer con ese cuerpazo puede perdonársele cualquier cosa.
Saludos liberales

Butzer dijo...

Totalmente de acuerdo. No vale la política a medias tintas. El estatuto andaluz también es anticonstitucional pero no lo han recurrido.
No entiendo a Aguirre, o mejor, prefiero no entenderla en sus declaraciones con respecto a UPN. No se puede ceder la Presidencia de Navarra al señor Puras: un señor cuya palabra no tiene ningún valor y que representa LA TERCERA fuerza política más votada, ni siquiera la segunda.