¿Llevando la guerra al fútbol?

RACISMO EN EL FÚTBOL TURCO

A la caza del delantero hebreo. El israelí Pini Balili y su club denuncian la violencia de algunos futbolistas árabes.
"Soy muy feliz en Turquía y no tengo problemas con ningún jugador. Los únicos problemas han sido con Ayman (Trabzonspor), El Saka (Konyaspor) y a veces con Bashir (Rizespor), quienes intentan revivir la guerra árabe-israelí. Continuamente me insultan o me pegan", explicó Balili en declaraciones al diario 'Sabah'.
Más aquí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, en la catedral de San Mames en cada saque de meta del portero visitante se corea "hijoputa-maricon, español" siendo el último adjetivo el considerado más insultante por la borregada.

Anónimo dijo...

No es exacto. Es: cabrón, hijo puta, maricón, español, perro. Pero sí, lo peor es lo de español para ellos.

a. gil dijo...

Blázquez es un incondicional del hebreo; Uriarte prefiere a Barrabás. ¿Quién de los dos obispos es Iglesia? preguntemos al Papa y nos hablará de la oveja perdida y hallada en el templo de San Sebastián, antes de Zamora, antes Vicario en Vizcaya. Más seguidor de Sabino de Arana, el maestro, que de Jesús de Nazaret, el Maestro. Un abertzale disfrazado de obispo que cuando se pone faldas pontifica. Uriarte, más te valdría atarte una rueda de molino al cuello...

a. gil dijo...

El árabe se escuda en la camisola para sacudir al judío. Todavía recuerdo algunos defensas de fútbol que eran segadoras mecánicas; y para ejercer como tales fueron contratados y mantenidos.

La violencia no se va a parar; ni en la yerba ni en la tierra.

Hace más de un año que los franciscanos de Aránzazu crearon la "Fundación Arantzazu Baketik" como Centro para promover la paz. Y para dirigirlo nombraron a Jonan Fernández, el proetarra coordinador de las gestoras que sacudieron la Autovía de Leizaran, con el balance de cuatro asesinados y cientos de millones de pérdidas.

Pregunto a mi amigo el franciscano ¿Cual es balance anual de la carrera hacia la paz de los frailes de Aránzazu?

-Necesitamos que vuelva Guillermo de Baskerville, y que descubra las intenciones de los "fundacionistas".