Arte del bueno

Como siempre, con dinero público.

Una imagen de Apolo contempla una escena de sexo homosexual con el Papa Juan Pablo II como protagonista pasivo. Jesucristo carga con la cruz, mientras en primer plano un ser (mitad hombre/mitad mujer) exhibe un pene sobre su boca. Estas imágenes forman parte de las obras de Ivo Hendriks incluidas en la muestra colectiva Vamos a Ibiza, que se expone durante el mes de septiembre en la antigua iglesia de Santa María de Gracia (popularmente conocida como l'Hospitalet), con la autorización del Ayuntamiento de Vila y el apoyo económico del Consell Insular de Eivissa.

Preguntadas sobre la idoneidad de exhibir la obra de Hendriks en una iglesia, las mismas fuentes municipales incidieron en que el edificio ya no es un lugar de culto y que actualmente es sólo «una sala de exposiciones».

Un portavoz del Obispado de Eivissa aclaró que el inmueble, situado en la calle Santa Faz de Dalt Vila, «nunca ha dejado de ser iglesia», aunque dejaran de celebrarse actos litúrgicos debido a la cercanía del Convento de las Canonesas Agustinas. De este modo, Es Convent pasó a ser la parroquia de la zona histórica de la ciudad, por lo que la Diócesis accedió a ceder l'Hospitalet al municipio de Eivissa como centro cultural y educativo y como sala de exposiciones alternativa. La Iglesia, que en realidad recibe el nombre de Santa María de Gracia, fue restaurada entre los años 1981 y 1984 por el arquitecto Elias Torres a iniciativa del obispo de Eivissa y del Ministerio de Cultura.

ACTUALIZACIÓN

El Obispado lamenta de que, a pesar de haber cedido esta iglesia al patronato municipal del Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza en el año 1997, no se haya tenido en cuenta la cláusula del convenio en la que se establece que "las dos partes contratantes pactarán, de mutuo acuerdo, el calendario y el contenido de las actividades relativas a la utilización de l'Hospitalet".

El verbo pactar, ese gran desconocido.

3 comentarios:

a. gil dijo...

SE CEDE LA CASA PERO NO LA LLAVE

Sandra Mayans, concejala socialista, actual número tres, del Ayuntamiento de Ibiza declaró que en el año 2003 la cúpula socialista municipal intentó obligarle a coger un sobre con dinero negro de un contratista de obras municipales y que se negó porque una vez que coges un sobre de dinero negro ya tienes que coger más, y que ella no iba a entrar en ese juego.

A primeros de mayo de este año se destapó que el PSOE, partido al que pertenece Sandra Mayans, pactó una multimillonaria comisión con la promotora Brues, encargada de acometer el mayor proyecto urbanístico de la historia de la isla: Eivissa Centre y que cobraba comisiones de empresas como Cespa encargada de la recogida de basuras; Aqualia, que tenía encomendado el servicio de abastecimiento de agua potable; Agloisa, dedicada al asfaltado de la red viaria; así como de la empresa de transporte marítimo Balearía.
Tras comprobar la corrupción dijo Mayans - «Si yo no voy en las listas por lo que sea, porque monto el pollo, porque me niego a ir con cierta gente, yo sí encontraré trabajo. Y si me tengo que ir a buscarlo, me iré pero no me da la gana seguir viendo estas cosas»... «es insultante para cualquier persona que se sienta de izquierdas»... «convoco una rueda de prensa, largo y ME CARGO HASTA AL OBISPO»
Sandra Mayans, ¿por qué al obispo?. Tengo la impresión de que esta edil socialista le va el morado tanto como a mí el morado con rojo y gualda.

Y ahora con motivo del escándalo de la pornográfica e irreverente exposición montada en la iglesia Santa María de Gracia, no desacralizada por el obispo y cedida al Ayuntamiento, la concejala de cultura ¡suspenso en esta asignatura! Sandra Mayans dice que no quiere entrar en valoraciones artísticas y que no piensa retirar la exposición.
Una concejala escrupulosa para con el dinero negro pero nada respetuosa para con quien le cedió, tómelo personalmente, un templo para que organizara cuantas actuaciones ayudaran a la promoción de su concejalía siempre que no se cruzaran con la línea católica, la del templo. Habrá que revisar el documento de cesión o recuperarlo.
No se rindió al dinero pero sí al diablo.

rojobilbao dijo...

El obispo debe celebrar un acto de reparación en una iglesia no desacralizada. PERO YA.

a. gil dijo...

LA FALTA DE JUICIO

El Tribunal Supremo ordenó en una sentencia la devolución a los herederos de dos hermanos que residían en Tenerife de unos terrenos que éstos donaron en 1937 al entonces jefe del Estado y del Ramo de Guerra de la España nacional, Francisco Franco, para la construcción de un campamento militar y un campo de tiro que iban a llevar su nombre y que nunca llegaron a construirse.

La resolución judicial, de la que ha sido ponente el magistrado Xavier O'Callaghan, recuerda que, según el Código Civil, 'la donación será revocada a instancia del donante cuando el donatario haya dejado de cumplir alguna de las condiciones que aquél le impuso', circunstancias que concurren en este caso porque, según el tribunal, la transmisión 'en ningún caso' se realizó para que una entidad acabara construyendo “domicilios habituales o de recreo con ánimo de lucro”.

La utilización que el Ayuntamiento de Ibiza está dando al templo no es el previsto por la Iglesia; por lo que tomando como ejemplo la sentencia en el caso arriba referenciado y sin necesidad de demandas judiciales el Ayuntamiento debe clausurar la exposición y disculparse o devolver el templo a sus dueños, la Iglesia.

¿Habrá que esperar al juicio final?