Nueva Ministra de Defensa e Interior

Cuenta la Gaceta lo siguiente:

Paracaidistas del Ejército español, soldados de la Legión y miembros del GEO conocen desde dentro gran parte de los secretos que blindan a Blackwater, la empresa de seguridad privada de EEUU cuestionada por su agresividad en Irak. Antiguos militares y policías de nuestro país engrosaron las filas de este ejército de mercenarios desde el año 2002 al menos hasta que nuestras tropas se retiraron del país árabe, en mayo de 2004.


Fue entonces cuando militares procedentes de la Brigada de Paracaidistas y los Tercios de la Legión fueron reclutados para reforzar las filas del grupo de mercenarios. “Eran militares de élite retirados que tenían experiencia sobre el terreno y que conocían el lugar por haber realizado operaciones en Irak”

Miembros de los geos, el Grupo Especial de Operaciones de la Policía (GEO) pidieron la excedencia durante aquel mismo periodo para ingresar en la compañía, según explican desde el cuerpo.

La información es interesante, pero las glosas a la noticia de Consuelo Sánchez Vicente más:

Los legionarios y los paracas pidieron la baja, ya no están en nuestro Ejército. Me alegro. Gente que se apunta a cazar personas como conejos por la paga, cuanto más lejos, mejor.

Los Geos que pidieron la excedencia: ¿han vuelto a nuestras comisarías? Que nos lo digan para guardarnos de ellos, y, si se les puede expulsar, a su casa.

Señora Sánchez, ¿cazar personas porque te lo manda tu general por el bien de España sí, pero por el bien de tu familia no? ¿Entonces por qué permitimos tantos sudamericanos matando bajo nuestra bandera? ¿No lo hacen acaso por dinero? DEMAGOGA

2 comentarios:

a. gil dijo...

UN CIRUJANO DE 5 ESTRELLAS

En uno de mis frecuentes viajes a los Estados Unidos suelo compartir tertulia con un cirujano norteamericano que tiene casa en Miami. Antes de que nos presentaran ya me habían puesto al corriente de que este señor es un primer bisturí.
Un día salió a relucir el asunto de los honorarios médicos en aquel país. ¿Quién mejor que él para hablarnos de ello? pensé yo, y los demás, porque todos le clavamos la mirada. Éste tomó la palabra y fue relatando el largo camino recorrido hasta llegar a su actual clínica. Clasifica a los pacientes en cuatro categorías: 0 son los pobres, 1 y 2 son la clase media baja y la clase media alta, y 5, los potentados, y cobra en función de sus posibilidades de pago.
Se comentaba que a su consulta acuden, entre otros, árabes del golfo a quienes cambia sangre por petróleo.
Cuando terminó su exposición, uno le dijo: ¿quieres decir que a los millonarios les subes la factura?, a lo que él respondió: no, mis honorarios son lo que cobro a los árabes; lo que hago es rebajar los de las categorías 2 y 3 a lo que pueden pagar, y a los pobres-como no tienen- no les cobro.

Las tropas de elite, son profesionales que se juegan la vida en sus acciones, exigen sueldos de elite como los cirujanos y deportistas de elite. A falta de contratos de primera se la juegan, operan o juegan en segunda con sueldos de segunda; pero sus honorarios han de ser elevados, y si no que se la jueguen, operen o jueguen en campos difíciles los de segunda.
La cantidad a cobrar por matar en una guerra carece de importancia, y a la guerra se va a matar y en las empresas contratamos guardias de seguridad con pistola. Los aliados que ayudaron a Europa en las dos guerras mundiales cobraban un sueldo.

Doña Consuelo Sánchez Vicente: ¿si se topase con un pistolero me pagaría usted por darle a éste con una barra de hierro en la cabeza para salvarle a usted la vida?

Muy bien, Rojobilbao.

seleucus dijo...

Bien dicho.