Zambullida y precisión


El más hermoso viaje que hasta la fecha he acometido tuvo como destino la Magna Grecia. Metaponto, Paestum además de Matera o Capri. Un viaje inolvidable. Allí disfrute de los templos griegos y de un museo en Paestum que daba gloria verlo. Las pinturas griegas hermosísimas, y el zambullidor. Cito al profesor Pennino:

(...) Esta elegante figuración quiere representar el corte de esta vida y el pasaje, simbólicamente expresado por el estupendo salto, hacia el más allá.(...)

Lo dicho señores siracusianos, ni es etrusco ni tiene por qué ser lo que nos dice maese Jünger.



A mi hermano de viaje,Gonzalo y mi doble de vida, Sofía.

3 comentarios:

Marzo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marzo dijo...

Je. No recordaba que no era etrusca, pero sí que era una pintura funeraria.

Gonzalo O.Y. dijo...

Prometimos repetirlo. Y yo quiero ser quien enseñe al "Don" a nadar así que Capri se me antoja un lugar ideal para tal propósito.

Siempre que recuerdo el viaje siento calor (era verano) arte clásico y amistad.

¡Crece rápido pequeñajo!