Abochornante

Hay noticias que sintetizan la decadencia de las sociedades. No buscamos la excelencia, sino la vulgaridad, y así nos va.

"el primer vagón y el último de las líneas 1 y 2 del Metro de Madrid se han convertido en sitios populares donde grupos de hasta seis hombres se practican mutuamente masturbaciones". (...) Los usuarios que se encuentran cada tarde este panorama hablan de hasta corrillos de seis personas esperando tocamientos. "Si en el viaje no encuentran rollo, se bajan, cambian de sentido de la línea a ver si hay más suerte", comenta una usuaria habitual de la red de metro de la capital de España.

Visto aquí.

10 comentarios:

Alejandro De Llano dijo...

Si unos piden el aborto libre, por que otros no van a pedir la masturbacion publica? Abochornante si, pero no tan criminal como el asesinato de bebes dentro del utero materno.

Fonseca dijo...

"Pues parece que el amor, con su dulce vaiven produce mas calor que el chacachá del tren (metro)"

xDD


Fonseca

Anónimo dijo...

Joder si los viejos tienen derecho a bonobus por 12 euros,es logico , que los maricas tengan derecho a bonobus gratis,trenes exclusivos y algun regalillo mas.

Que bien le quedaria a Gayardon en su programa electoral.

Mario García dijo...

Emmmm... ¿Y qué tiene que ver esto con el aborto o con la ideología de Gallardón? Lo digo por si estais diciendo que son cosas equiparables.

Alejandro De Llano dijo...

En realidad nada....pero como la moda es pedir que se legalice todo.....

Anónimo dijo...

Yo creo que eso es algo más de tarados mentales maricones que de maricones a secas.

¿Os imaginais a putas haciendo pajas sin cobrar en esos vagones del metro?, ¿alguna persona sana mentalmente iría?

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
rojobilbao dijo...

Comentarios ofensivos, insultos directos y demás actitudes contrarias a un debate racional en casa ajena.

Gracias.

Anónimo dijo...

¿Debate racional? Pajillerías vaticanas, déjate de coñas...

Dodgson dijo...

Seguramente se pasan el viaje pensando en Esperanza Aguirre, que está realmente buenísima.

Saludos liberales