¡Grande, Elentir!

Casi todos conoceis a Elentir, un gran blogero. Hoy ha estado sembrado.Mirad lo que nos trae de la hemeroteca haciendo referencia al molesto asunto de la querella a Victor Gago:

"NO está el maestro Campmany para ilustrarnos con una teórica sobre el arte del insulto, pero ¡qué bien nos vendría en esta época de mediocres censores vocacionales! Insultar como Dios manda es, ante todo, un arte. (…) La bronca entre políticos y periodistas forma parte del guión, incluso se puede interpretar como un saludable ejemplo de tensión democrática. Lo que no es de recibo es intentar cercenar las voces críticas, amenazar directa o indirectamente a un medio de comunicación o utilizar el BOE como arma en esa pugna.” (Abc, 22 de noviembre de 2005)

Casi nada, en tres años escasos se desdice ella solita. ¡PATÉTICO!

27 comentarios:

Mario García dijo...

A mí se me ha ocurrido pensar que no se trata de un insulto, sino la imputación de hechos falsos, algo que tendrá que demostrar Víctor Gago. Más que nada, porque imputar presuntas mentiras a una señora es un hecho, no sólo inmoral, sino que además vulnera el derecho al honor, que vosotros mismos, o gente cercana, condena cuando se producen (casualmente por lo mismo: imputar hechos no demostrados).

Anónimo dijo...

Mario, Victor pidió perdón por el hecho y dijo que era falso. No tiene que demostrar absolutamente nada. No es un insulto.Leete el blog de Victor porque tiene todo colgado.

Lo patético del PP es que se comporta como dama ofendida en este caso, pero le han llegado a acusar de preparar un golpe de estado y no ha movido ni un dedo.

rojobilbao dijo...

Mario, que la señora pida una rectificación es lógico y Victor se ha retractado y pedido disculpas. ¿qué mñas quiere esa mujer? Ha terminado haciendo lo que echaba en cara a otros.

Mario García dijo...

La mujer ha pedido una conciliación, aún cuando no era necesario procesalmente, afirmando que estaba dispuesta a no ahondar en el proceso si Gago se retractaba ante el juez.

Y lo cierto es que esta señora tiene motivos para no querellarse o demandar a quien dijo lo del "golpe de Estado" sencillamente porque no la afectaba personalmente a ella, sino al PP en su conjunto, y la sociedad se temó como manifiestamente falso, sin que tuviera que pedir justicia por el daño causado. Sin embargo, las afirmaciones de Gago sí podrían causarle un perjuicio profesional y personal frente a sus compañeros de partido.

Sinceramente, habéis sacado las cosas de madre. Especialmente porque el PP nada tiene que ver en este caso: es un litigio entre dos personas individuales.

Anónimo dijo...

Mario: Hay un político que dijo que estábamos antes un simple bache económico, nada de crisis. Ahora superamos los tres millones de parados y probablemente estamos en recesión. Esa afirmación ha hecho que personas tomen decisiones basadas en un cuadro macroeconómico que pintaba de rosa. Ahora se han dado contra el muro. ¿Va esa persona a sentarse en el banquillo de los acusados - porque sabía perfectamente como estaba todo - y pagar de su bolsillo el perjuicio profesional y personal de los que han tomado decisiones creyéndose el cuadro macroeconómico que pinto?. La respuesta claro, es que ni de coña.

A un político puede decir cualquier cosa, pero claro, si es un periodista, pues ahí, profesor, se ha metido conmigo.

rojobilbao dijo...

Mario, con que la interesada hubiese solicitado una rectificación pública (probablemente) la hubiese tenido y no habría tenido que abochornarse (si es que un político puede) con el recordatorio de Elentir.

Mario García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mario García dijo...

Corrijo comentario anterior

Anónimo, eso que me dices, aunque fuera una mentira consciente, no daña el honor de nadie, como sí lo han hecho las declaraciones de Gago --de ser falsas.

rojobilbao, ha pedido una rectificación ante un juez. Creo que diferenciar entre una cosa y otra y orquestar una campaña hablando de "censura" es exagerar muchísimo. Especialmente porque lo que dice Elentir no tiene nada que ver con lo que ha hecho ella (que hacía referencia a los insultos). Por cierto, no puedo entrar en el blog Elentir porque me ha baneado por algún motivo que no alcanzo a entender.

Berlin Smith dijo...

Pues miren, Don Mario tiene toda la razón: el sr. Gago ha atribuido hechos que no puede demostrar. Y ahí está le ley. Sea lo que sea la Sra. Martínez Castro, tiene todo el derecho del mundo a exigir una rectificación como le convenga. La cita de Elentir no tiene que ver: no se trata de insultos o valoraciones agresivas, que puede hacer las que quiera, es que Gago le ha atribuido cosas que pueden ser delito: que ella es responsable de lo que puede ser una intromisión ilegítima en el honor de JM Aznar, su mujer, la amante que le atribuyen y el hijo atribuido. No es moco de pavo. Y hecho con publicidad (en una emisora de radio). Entre otras.

Si tan seguro está el sr. Gago de que se ha equivocado, pues estará encantado de dar una satisfacción a la persona que se ha visto dañada en su reputación con la misma publicidad y rotundidad, y no diciendo que no tiene más remedio que hacerlo porque no puede desvelar su fuente. Y si tan seguro está de que lo que dijo es cierto, que lo demuestre o que apechugue con las consecuencias de proteger a su fuente, que seguro que hace una colecta y le pagan la indemnización.

Aquí, al revés de lo que se dice, se está defendiendo la libertad de expresión en toda regla: son los tribunales los que dirimen el conflicto de acuerdo a la ley y estaremos todos de acuerdo con que el imperio de la ley es algo compartido.

Que zapatero mienta con respecto a la crisis no supone imputación a nadie de un delito, o una intromisión en el honor. Que Maruja Torres dijera que hay diez millones de hijos de puta no es materia jurídica (tendrían que ir los que han votado al PP, demostrar que lo han hecho - ¿cómo? - y pedir lo que sea en el supuesto de que llegara a ser delito y no una opinión).

Es más divertido cómo se puede ver a los mismos que piden condena para Tardá por dar sus opiniones o que quieren que quemar la bandera española o injuriar a España sea delito mientras se rasgan las vestiduras defendiendo la libertad de expresión de una persona, que seguramente es buena y generalmente competente y que tiene toda la pinta de que ha metido la pata.

Todo esto es compatible con que la señora Martínez Castro sea lo que ustedes quieran, que no tengo ni idea.

anghara dijo...

La mujer ha pedido una conciliación, aún cuando no era necesario procesalmente

Esto es sencillamente falso. Sí es preceptiva la conciliación previa antes de la interposición de una querella por injurias.

judas dijo...

Y la guinda: este comentario de Elentir no se basa e su labor de ratoncito de hemeroteca, sino que un comentarista de su entrada anterior le dejó la cita y el enlace a ella. O sea, que en todo caso bien por los amigüitos de Elentir.

Stewie Griffin dijo...

¿Dañar el "honor"? ¿Y eso lo cubrirá la "Seguridad Social"? ...xD

Menos mal que vivimos en un "país de caballeros", que diria el calvinista, aquí uno tiene derecho al "honor", por supuesto, no a la propiedad que es una cosa como carca.

“En la situación actual, cuando los falsos libelos son prohibidos, el individuo medio tiende a creer que todas las revelaciones acerca de otras personas son ciertas, “porque de lo contrario serían demandados por difamación”. Esta situación discrimina a los más pobres, por cuanto es menos probable que la gente humilde denuncie a los difamadores. Luego la reputación de los pobres o los no tan adinerados sería más vulnerable ahora, cuando la difamación está prohibida, que en el caso de que fuera legal. Porque en una sociedad libertaria en la que todos supieran que divulgar historias falsas es lícito habría mucho más escepticismo por parte de la audiencia y el público lector, los cuales exigirían muchas más pruebas y darían crédito a menos difamaciones que ahora. Además, el sistema actual discrimina contra los pobres en otro sentido; porque su propio discurso está restringido, en tanto es menos probable que diseminen informaciones ciertas pero lesivas contra gente adinerada por miedo a enfrentarse a una costosa demanda por libelo. Por tanto, la prohibición del libelo daña a los individuos con pocos recursos en dos sentidos: les convierte en un blanco más vulnerable para los difamadores y coarta su capacidad para divulgar información cierta sobre los más adinerados.”

Murray Rothbard

"Pero aún en el caso de una información falsa, hay otra circunstancia todavía más relevante para determinar el alcance de este supuesto derecho. Como bien apunta Rothbard, el honor es la imagen que otras personas tienen sobre alguien. Se trata, por tanto, de una elucubración libre, nacida del intercambio voluntario de información entre quien escucha y quien "difama". En realidad, el derecho al honor no deja de ser un derecho positivo en tanto en cuanto un individuo pretende que el resto de la sociedad tenga una determinada "buena" imagen de él. Esta "buena imagen", este honor, no es una realidad que tenga cada individuo, sino la impresión de otros, la opinión de otros. Quien pretende salvaguardar su bien honor está, en pocas palabras, apoderándose de la opinión ajena; una suerte de control mental harto peligroso. No se está defendiendo de una agresión, sino que la está cometiendo. No ya contra la libertad de expresión, sino contra una libertad incluso más sensible, la de pensamiento".

"Imagínense cuáles son las consecuencias últimas de este derecho "al honor" en el caso de los políticos o, mejor incluso, en el caso del honor del Estado. Cualquier crítica que supuestamente medrara su honoralibilidad debería ser cortada de raíz, cualquier pensamiento mal formado debería ser, o reeducado o silenciado. ¿Es que acaso nuestras críticas contra la gestión de los políticos no dañan su honor de buenos gobernantes? (Conste que no estoy comentando específicamente la legislación española, pues en este caso si existe una excepción) Y si criticamos la mala fe de algún conocido, de algún empresario, de algún banquero, ¿debemos rectificar, desdecirnos, corregir nuestro pensamiento?"

"En definitiva, esta invención del derecho al honor pretende amordazar la crítica a cualquier persona; o mejor dicho, pretende canalizar la crítica a través de sus cauces legítimos. En cierta manera, el Estado controla qué puede y qué no puede decirse, generando la apariencia de una sociedad reflexiva. Pero la cuestión, insisto, es muy simple, ¿quién soy yo para meterme en la conversación privada de dos personas aún cuando yo sea el tema de conversación? ¿Es que debo establecer una censura previa siempre que se hable de mí?"

Juan Ramón Rallo

Anónimo dijo...

@Berlin Smith

Eso de que no daña a nadie cuéntaselo al que ha hecho una inversión convencido que las palabras de Zapatero eran ciertas y se ha pegado una leche de narices y ha palmado pasta. Y no se ha imputado a esta señora del PP ningún delito (porque si propagar rumores es delito, habría que ver donde estaría todo el periodismo económico de este país) y desde luego no considero que se atente contra el honor de la misma decir que se ha filtrado desde la oficina que dirige información para hacer daño Aznar. Por esa regla de tres podríamos encerrar a todos los periodistas que investigaron el GAL, ¿verdad?

Lo único que demuestra una vez más que a los caciques políticos tienen el derecho de hacer lo que le da la gana, decir lo que le viene en gana y el resto sus fieles vasallos.

CMRR dijo...

Os estáis comportando como una secta. "Han denunciado a uno de los nuestros y hay que salir en su defensa". Pues no, señores. Gago se comportó como un bocazas y ahora tendrá que responder ante la justicia, precisamente para preservar la libertad de expresión; Si tú imputas algo a alguien tienes que demostrarlo.

Todo esto ya lo han dicho Mario y Smith, pero es necesario repetirlo. Además llama la atención que los que claman contra los Rubianes, Sopena, Torres, el energúmeno de Getafe y piden la imputación de todos ellos ahora se comporten como monjitas escandalizadas por esto. Un poco de dignidad, las varas deben medir lo mismo en un sentido que en el contrario.

Ah, y también es cierto que el párrafo de Martínez Castro no tiene nada que ver con este tema. Nada tienen que ver los insultos con la atribución de posibles delitos.

Y si alguien fue tan gilipollas de creerse las palabras de un mentiroso patológico como Zapatero tiene bien merecido lo que le pase.

Don Estrafalario dijo...

Sin meterme en el caso concreto, me gustaría hacer una puntualización.

"si propagar rumores es delito, habría que ver donde estaría todo el periodismo económico de este país"

Lo que se discute no es la licitud de "propagar rumores". En cambio, se trata de juzgar el contenido de esos "rumores", si es que hacer una afirmación delante de un micrófono se ajusta a esa denominación. Si esa afirmación, diferente del "mañana subirán las acciones de X" o "el PIB bajará el año que viene", atenta contra el honor de otra persona, se considera infracción del derecho que esa persona tiene al honor (art. 18 de la Constitución).

En otras palabras, existe tal derecho y, en consecuencia, toda vulneración del mismo es ilícita. Puede no gustar, como no le gusta a Stewie o a Rothbard, pero existe.

La referencia a las mentiras de Zapatero es delirante. Claro que son reprobables, pero políticamente, no ante un juez. "Por esa regla de tres", como dice Anónimo, podríamos demandar a casi todos los políticos de la historia, que seguro que todos han dicho alguna mentira. ¿Qué relación existe entre esas mentiras y el derecho al honor de la persona? Por no decir que, quien haya invertido creyéndolo, es como quien va a la playa creyendo la predicción del hombre del tiempo. "Por esa regla de tres", los juzgados de España estarían repletos de demandas absurdas.

-

Dice el artículo 7.7º de la L.O. 1/1982 que "Tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas [...]: La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación."

Anónimo dijo...

Menudo sainete...

El "original" (?) apunte del "gran" Elentir (?) se halla exactamente a la misma altura intelectual que los pseudoargumentos de bazofias televisivas tipo "El tomate". O sea: como una vez has dado una exclusiva, a partir de ahora te podemos meter la cámara hasta la taza del water de tu casa...

Gago ha hecho imputaciones muy graves sin ninguna prueba, y eso, además de irresponsable, es escasamente profesional.

El colmo de la falta de vergüenza (y de sentido del ridículo) es venir ahora con la cantinela de la Libertad de Expresión. Son demasiados los periodistas que mueren cada año en el ejercicio de su profesión, o las personas que padecen prisión por sus ideas (en Cuba, en Birmania, en Irán...), para que salga ahora con ésas alguien a quien se le calienta rápido la boca o, lo que sería peor, alguien ávido de fama en el entorno de los hooligans anti-Rajoy.

Una cosa está clara en esta historia: gracias a la influencia "espiritual", directa o indirecta, del amigo Losantos, le estáis poniendo a huevo a Zapatero gobernar hasta el 2020. Las reclamaciones, al maestro armero.

rojobilbao dijo...

CMRR, hablando por mí, de sectario nada.
Creo que Gago hizo mal y que la exigencia de Martnez Castro es más que legítima. Considero una desproporción citar a alguien ante un juez sin previamente solicitar una rectificación pública y notoria.
Y además,"La bronca entre políticos y periodistas forma parte del guión, incluso se puede interpretar como un saludable ejemplo de tensión democrática." lo dice ella, no yo. Considerais que el ejemplo de Gago no entra en esta categoría. Vale, porque lo decís vosotros hemos de aceptarlo. Pero no aceptais que yo (nosotros, quienes opinen de mi misma manera) creamos que el ejemplo entra perfectamente en la casuísitca que ella planteaba hace 3 años.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Yo estoy con Stewie. Esa señora que denuncia a Gago ha actuado de forma cobarde contra un individuo que no la ha difamado ni la cuarta parte que cualquier politico del PSOE a diario. Y hace esto precisamente porque este periodista está relativamente "solo" e indefenso al no estar en nómina de cualquiera de los medios de izquierda tan caros al PP ni contar con el respaldo de la manada de hooligans zafios e ignorantes de esa cuerda.

Es cierto que Victor ha actuado imprudentemente: dado que esa ley tiránica existe, que él no puede revelar su fuente y que el actual PP es especialmente hostil hacia las libertades civiles, debería haber medido más sus palabras, sin embargo nadie es perfecto y todos cometemos errores así alguna vez en la vida.

Miremos por donde miremos esa ley es una canallada, y me da igual si el denunciado es de izquierda o de derecha, simplemente es una potencial mordaza a la libertad de expresión -y a las pruebas me remito- porque difunde el miedo a ser triturado vitalmente, previo paso por la minipimer de un sistema judicial amañado en favor del poderoso.

Ánimo Victor.

Stewie Griffin dijo...

Exacto, a mi no me interesa el transfondo político, ni se trata de sectarismo, porque para empezar yo tengo una forma de ver las cosas bastante distinta, por ejemplo.

Se trata simplemente de reclamar la libertad de expresión ante un acto cargado de hipocresía y prepotencia, amparado en una normativa liberticida.

Se esta viendo, que en lugar de un apoyo únanime por parte de los bloggers que se autodenominan liberales, como ha pasado más veces, algunos (que para más cara tienen blogs donde injurian a diario al personal, amparados, eso si, en un supuesto animo jocoso)estan llamandonos a los demás sectarios, acusandonos de defender a Gago de una forma hipocrita, por ser "del mismo club"

http://seperderaneneltiempo.blogspot.com/2009/01/pertenecer-un-club.html

Si se tratara de cualquier otro, no habría diferencia. Al menos por mi parte y por la de la mayoría.

Saludos, ánimo Víctor.

Alfredo dijo...

Acabo de leer toda la informacion relevante con respecto al caso Gago y no me queda mas remedio que apuntarme a lo que ha dicho Mario Garcia y, mas en concreto, Berlin.

Ademas, veo que el borreguismo hooligan, propio de bares cutres, esta a la orden del dia en Red Liberal.

Si tan "seguro" esta Gago de las cosas, no veo por que se queja de tener que explicarlo ante un juez. A mi me encantaria poder tener esa oportunidad alguna vez con respecto a ciertos personajes.

Stewie Griffin dijo...

Esto ha servido, para añadir otro punto criticable al supuesto "derecho al honor" (y ya van).


Favorece que, a periodistas criticos, se les impele a desvelar sus fuentes, o quedar como unos mentirosos u oportunistas. Lo cual, obviamente,tiene sus implicaciones. Sobre todo si los sujetos en cuestión pertenecen a un partido político,
-organizaciones criminales con una estructura piramidal de facto- donde ser descubierto con total seguridad le acarreara a esta problemas de todo tipo, porque no se tolera el disentir ni oponerse a tus líderes. Al menos, no si quieres hacer carrera política.

Y en todo caso, sé por experiencia, que el PP funciona así.

Anónimo dijo...

@ Anomimo:
le estáis poniendo a huevo a Zapatero gobernar hasta el 2020. Las reclamaciones, al maestro armero.

Pues que gobierne. ¿Qué quieres que te diga?. No debí votar en las últimas elecciones y tengo claro que no lo pienso hacer en las siguientes. Nadie va a presentar un programa que haga lo posible por bajar el 50% del PIB de gasto que controla el Estado ni que de más libertad a la iniciativa privada. PP y PSOE están dispuesto a repartirse el poder como sea y cada vez controlar más, y ya me han decepcionado varias veces. Y siempre he tenido claro una cosa: cuanto más alejado esté mi trabajo de la política, mejor: no le debo favores a nadie.

Lo único que me da lástima es no saber que hacer para pagar los mínimos impuestos posibles, porque para lo que veo que se gastan mi dinero. Ojalá alguien se animara a sacar un manual de como pagar menos a Hacienda.

@Strafalario

Más a mi favor: Según tú, los políticos tienen el derecho de jugar con las cartas marcadas y los demás callarse. ¡Cuanta damisela ofendida!. En cuanto al anti-Rajoy, creo que mucha gente en el PP piensa que tiene una tropa leal e inquebrantable modelo PSOE, y al igual que éstos, exigen adhesion incondicional. Eso no es un partido político democrático, sino el Movimiento Nacional de Franco. A lo que llega la cosa, el PP haciendo exactamente lo mismo que siempre he criticado del PSOE. Pues nada, en casita.

Berlin Smith dijo...

Esto de comentar anónimamente demuestra una gran coherencia con el caso en cuestión, pero me tomaré la molestia:

Sobre el tema Zapatero ya le han contestado con tremendo rigor.

Añado:

"Y no se ha imputado a esta señora del PP ningún delito (porque si propagar rumores es delito, habría que ver donde estaría todo el periodismo económico de este país) y desde luego no considero que se atente contra el honor de la misma decir que se ha filtrado desde la oficina que dirige información para hacer daño Aznar"

Pues eso lo tiene que decir el juez. Porque de lo que se habla es de injurias y calumnias (imputar un delito). En España existe eso del derecho al honor y existen delitos sobre ello así que parece razonable que, tanto el sr. Aznar, como la madre del hijo de la sra. a la que se le imputa a Aznar como amante pudieran reclamar el uso de esta figura. Yo solo espero que a usted, señor anónimo, no le imputen un hijo ilegítimo, ni que le imputen haber señalado por la calle a un caballero y haber dicho por un altavoz que ese caballero tiene un hijo ilegítimo. Lo digo no porque sea inmoral o algo parecido, sino porque alguien le puede pedir una pensión alimenticia. Ya ve.

Leerse las leyes está al alcance de cualquiera hoy día. Un par de botones. Así que Gago, guste o no, está en un lío que se ha buscado solo. Después podemos filosofar sobre el derecho, si las leyes son correctas o no, si Mariano y su gente les tienen manía y lo que sea. Pero ha dicho lo que ha dicho y hay jueces.

Yo supongo que en la cofradía del oficialismo liberal eso del imperio de la ley y el respeto a los tribunales forma parte de un principio de partida. Quedo a la espera de las próximas injurias contra España (delito que no puedo compartir como tal, pero que está en la ley) salgan tan rutilantes todas estos defensores de la libertad de expresión para defender a Tardá y al actor este que dijo lo de la puta españa. También espero que su sutileza de pensamiento les lleve a diferenciar entre injuriar a las instituciones y calumniar a una persona física.

Que los reyes magos les traten bien.

Miguel dijo...

Esto de las querellas selectivas de los empleados del PP -sí cuando los acusan de chafarderos pero no cuando los acusan de golpistas; sí contra medios e individuos supuestamente afines pero no contra medios afines al poder- se parece a aquello, tan célebre, de que al amigo el favor y al enemigo el reglamento, que ya va bien servido.

rojobilbao dijo...

Berlin Smith, ¿no crees que leidas las declaraciones de hace 3 años de la susodicha lo conveniente, honorable y normal hubiese sido pedir unas declaraciones públicas que restituyesen su honor y nombre público? ¿Crees que hubiese hecho lo mismo si en vez de Gago hubiese sido Ekaizer el que lo hubiese dicho todo?

anghara dijo...

se trata de juzgar el contenido de esos "rumores",

Esto también es falso. La denuncia es por haberle atribuído a CMC la filtración de unos rumores. No habérselos inventado ella.

Y lo de calumnias no hay quien lo sostenga. Filtrar información, a menos que sea clasificada/confidencial etc, no es delito.

Por otra parte, aunque esto no es materia del juicio, puesto que no se acusó a CMC de ser la autora de estas falsas noticias, sino sólo de haberlas filtrado, los rumores de que Aznar viajó en un avión privado... ¿es eso un delito? no
¿tener un hijo con no sé quién sería un delito? no. Así que lo de las calumnias no hay por donde cogerlo. Pero es que ni con pinzas.

Aquí se habla de injurias, considerando que el acusar a CMC de filtrar rumores contra Aznar menoscaba su honor blablabla. Pero eso ya lo ha contestado, magníficamente, Stewie.

Es bochornosa esta denuncia.

Don Estrafalario dijo...

Al anónimo:

Desespero. No son sólo los políticos los que "juegan con las cartas marcadas": "quien haya invertido creyéndolo, es como quien va a la playa creyendo la predicción del hombre del tiempo".

A anghara:

Lea mis frases completas y fíjese en las comillas, por favor.

Por otra parte, hasta donde alcanza mi conocimiento, los libros de Rothbard no son susceptibles de alegación ante un juez. Así que Stewie ha argumentado contra la ley en sí, sobre si es justa y conveniente; no contra las alegaciones de la parte demandante. Es la diferencia entre el "ser" y el "deber ser".

Por cierto, atribuirle un hijo a una persona sin poder probarlo sí menoscaba su honor.

Y, en fin, me parecen interesantes los "double standards" que sugiere Berlin Smith. Cito de la noticia sobre la condena del señor Sopena:

"En diversos reportajes sobre la AVT, afirmaban una serie de hechos no demostrados que atacaban sobre todo a su presidente, Francisco José Alcaraz."

Alguien respondía a esta noticia de la siguiente manera:

"una sentencia de la que me congratulo y que espero pare los pies de una vez a esos pseudoperiodistas sin escrúpulos"

Y luego:

"Si eres liberal, como dices, deberías saber que la libertad de uno no está por encima de la libertad y de los derechos de los demás, empezando por el derecho al honor. La difamación y la calumnia atentan contra los derechos de las personas y no se pueden tolerar en una democracia.

Si el señor Sopena se ha dedicado a mentir y a publicar infundios para dañar la buena imagen de varios miembros de la AVT, lo lógico es que pague por ello. Eso a menos, claro, que ahora pretendas que lo liberal y la ley de la selva son conceptos equivalentes. "