Fiscalizando hospitales (a su manera)

La Generalitat investiga a una clínica que aplica terapias para sanar la orientación homosexual.

La consejera de salud de la Generalitat nos dice:

«La homosexualidad no es ninguna enfermedad, y la orientación sexual diversa es un derecho de libertad legislado en nuestro país; no tiene ninguna justificación tratarla como así lo fuera». 

Siguiendo esa tónica de argumentación nos deberá aclarar desde cuando un embarazo de un bebé con síndrome de down es una enfermedad (y se puede abortar) o desde cuando creerse una mujer teniendo los cromosomas de un hombre y un pene tamaño king size es otra y se puede uno operar y quedar como la venus de Boticelli.

Como siempre, la libertad es un concepto que debe amoldarse unicamente a la mente de la progresía, y ni con dinero privado se debe tolerar la libertad ajena. El dinero público, ése que no es de nadie, para los nuevos valores de la libertad. Asco de país, o de sociedad, o de civilización o de ¿género humano?

5 comentarios:

por favor, difundilo dijo...

Porfa, el vídeo en una sola línea:

Nueva versión de los muertos en la guerra civil protagonizada por los actores del ZP

http://www.youtube.com/watch?v=bmR_zmjYYs0

Poner el vídeo, quitar la voz y leer.

Ahora si, ahora ya no hay bandos.

PONER EL VÍDEO, QUITAR LA VOZ y leer. Pásalo

octopusmagnificens dijo...

Da igual que sea Síndrome de down que Craniopagus parasiticus. La gestante no tiene que consultar con la Guardia Civil para tomar una decisión.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Buena observación. A veces se hace difícil leer unas noticias capaces de llevar el hartazgo hacia esta política tan barriobajera hasta el mismo borde de la náusea.

rojobilbao dijo...

Octopus y ¿el homosexual sí para cambiar su orientación sexual?

octopusmagnificens dijo...

Tampoco. ¡Libertad individual! El Estado de bienestar de socialistas y conservadores ha de estar apartado de las decisiones morales de las personas.