El caso Arregui

Nueva entrada en catolicos-on-line sobre la disidencia intraeclesial y su habitual manera de terminar.

Los localismos, cuando reflejan estados generales, resultan apropiadísimos para explicar fenómenos extendidos. Por ello quisiera hablar hoy de uno muy concreto. Es el denominado caso Arregui, de corta vida y que pronto se olvidará.

Los antecedentes. En una provincia de España, Guipuzcoa, cuna de San Ignacio de Loyola, se halla un santuario mariano de relevancia en manos de los franciscanos. Los franciscanos vascos son sin duda una de las órdenes que con mayor ímpetu y ardor, han abrazado lo que comúnmente se entiende como progresismo eclesial. Tanto su lenguaje verbal (Dios Padre-Madre, fe adulta, laicado comprometido…) como el no verbal (desaparición del hábito, sobriedad, casi jansenista, iconográfica en sus templos) marcan unas pautas claras y que no dejan lugar a engaño.

5 comentarios:

educantabro dijo...

Y ahora que disfrutamos de libertad religiosa, ¿por qué no fundan su propia religión con sus teorías particulares, donde los curas puedan ser mujeres, los sacerdotes casarse, comulgar con churros y chocolate y todo lo que quieran y dejan de intentar desnaturalizar lo que siempre fue la Iglesia Católica, donde NO SE OBLIGA ESTAR A NADIE? A demás les darían muchas subvenciones.

PD: Viendo la foto en el articulo de la que creo que es el Santuario de Begoña, reservándome mi opinión particular sobre el mismo, y al hilo de la anterior entrada sobre la música en la liturgia, me atrevo a animarle Sr. rojobilbao a que haga una entrada sobre lo que creo que es la perdida del carácter sagrado y tradicional en la arquitectura actual del templo cristiano. Me interesa mucho su opinión tanto para una posible coincidencia como para discrepar. Un saludo.

rojobilbao dijo...

Educantabro, la foto es del santuario de Aránzazu, que se menciona en el post.

La obra es de Saenz de Oiza y las esculturas (gloriosas) de Oteiza.

A no mucho tardar abordaré el tema que me propone.

educantabro dijo...

Perdón por la confusion. Tengo que visitar más la tierra de mis antepasados. (Si, dos de mis bisabuelos- él, marino - serian el orgullo del PNV con su retahíla casi infinita de apellidos vascos; lastima que se llamaran Manuel y Rosario y no Kepa y Naroa. ( No iban a ser perfectos ).

Espero su entrada con interés agradecido.

Un saludo.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Aún sabiendo que este tipo de desviaciones han existido siempre, sorprende que estén tan extendidas y sean tan profundas.

No creo que la culpa la tenga el C.V.II, sino más bien la permisividad de ciertos papas hacia la degeneración de la liturgia, la arquitectura, la teología, etc.

Gracias a Dios Benedicto XVI está poniendo orden en el gallinero compuesto por misas hechas con "buen rollito", guitarritas del coro, franciscanos, jesuitas y dominicos heréticos, monjas abortistas, curas separatistas, Iglesias setenteras horripilantes, etc, etc.

Desde luego que el Señor es fiel a su promesa de estar con nosotros hasta el fin de los tiempos.

rojobilbao dijo...

Daniel, como hijo del VaticanoII, creo más en su mala aplicación como problema que en el concilio en sí mismo.