Manolo Saco escribe con halitosis

Las causas de la halitosis pueden ser múltiples, desde escasa higiene bucal, hasta enfermedades tan graves como el cáncer de pulmón. También puede deberse a que te da por hablar con el culo dejando la boca para otros menesteres. Hoy el gran Manolo, nos obsequia con sus mejores flatulencias hablando de Dios, la Virgen, Rouco y lo que se le antoje.


Así que, dejando a un lado la afición del hijo por las putas (las únicas con sentido común en esta historia) que le distraían del matrimonio, se supone que al menos sus padres sí serían un modelo de familia cristiana ¡antes de Cristo!, lo que ya de por sí es una rareza. Una familia en la que el padre putativo (PP) no le tocó un pelo a su esposa, la madre del hijo del Espíritu Santo, en lo que duró el matrimonio, y cuyo único hijo fue concebido por un extraterrestre que decía ser la segunda persona del singular dios que la preñó travestido de paloma.

(...)

Y el papa, el soltero de oro, el patriarca de la homofobia, apoyando el mitin desde Roma por videoconferencia, con su inconfundible voz varonil.

3 comentarios:

Juanjo Romero dijo...

Gracias, rojobilbao. Gracias por la mesura con la que lo has tratado. Puff, lo dejo aquí que me pierdo.

(*) dijo...

Esa gente, excepción hecha de alguno un poco más listo, odia a sus propios votantes. Para su desgracia la izquierda española nutre sus filas con numerosos costaleros, capillitas y demás protofascistas, ignorantes, desequilibrados y/o tontos útiles. Uno tendrá algo de todo eso, quizá, pero que no haya tenido suerte en la vida no me obliga a votar a majaderos como Rodríguez.

rojobilbao dijo...

(*)
El ateísmo no es sinónimo de la oligofrenia. Tampoco una mesurada dosis de progresismo, pero aplaudir bazofias como la que hoy traigo, con las oreas, es de las pruebas más evidentes de que el número de idiotas tiende a infinito.

No votes a Zapatero, vota en blanco.