Carácter o ideología

Alfredo, un blogger protestante me tiene mucha tirria. Cree que soy un católico, cutre y ridículo (creo que como todos los católicos, no que como católico desmerezca); soy un señorito papista, y remata sus opiniones con un "imbécil, ignorante, grasiento, el típico acólito de Red Liberal. Una mierda, en otras palabras."

Ante la acusación de grasiento no he podido evitar cuestionarme la razón, pues se me escapaba. Me ha contestado, amablemente:

<“Grasiento” significa, para el propósito concreto aquí, católico — porque los católicos o catolicazos suelen consumir más grasa (comidas con grasa y mucho ajo).>

¿Estas situaciones y estas respuestas tendrán que ver más con su carácter o con su religión convertida en ideología?

5 comentarios:

P.Tobeñas dijo...

una combinación de las dos creo. A mí también me puso "fino" en su dia pero al parecer es así con todo el mundo que no sea "de los suyos". La agresividad, por desgracia, es algo que aumenta cada vez más y no solo en lo politico. Estoy harto de ideólogos, de uno y otro "bando".

Lo del ajo tengo entendido que es un insulto en algunos países respecto a los católicos cuando estábamos mal vistos en algunos sitios de Europa.

Un saludo

Juanjo Romero dijo...

Ja, ja..., rojobilbao, todo un cúmulo de "condecoraciones" en una sola frase. Me provocas envidia.

Por cierto, perdona que lo haga aquí, felicidades por el post sobre "Ángeles". Gracias.

educantabro dijo...

En estos casos hay que recordar siempre:

1- Ofende el que puede y no el que quiere.

2- Dependiendo del insulto y el insultador, como bien indica Juanjo Romero, estos, pueden ser medallas al honor.

3- ¿Esa denigración de la grasa no suena un poco judaizante? Yo si fuera el Sr. Alfredo estaría un tanto preocupado.

rojobilbao dijo...

educantabro, en mi colegio había un chico neonazi. Lo afirmaba abiertamente. Sufrió un terrible bochorno cuando el profesor de historia le explicó que su apellido "de la Cruz"era tipicamente de los judíos que se hacían cristianos.

No se si con Alfredo ocurrirá lo mismo o si su aversión a la mezcla de razas se deba a un despecho inconfesable.

Embajador en el Infierno dijo...

Llego muy tarde, pero me permito hacer un par de comentarios:

1. En el mundo anglosajón se conoce como "garlic belt" (el cinturón del ajo) a la parte de Europa compuesta por Francia, Italia, Portugal y España (y no recuerdo si Grecia también). Simplemente porque solemos echar ajo a las comidas y a ellos no les gusta.

2. Lo de "comidas grasientas" es por el aceite de oliva.

Ambas cuestiones son más insultos "sociales" que religiosos. Si el sujeto en cuestión supiera un poco del entorno socio-religioso protestante te habría llamado "besador de estatuas". Claro que para eso hay que conocer el ambiente protestante de verdad, no solamente de oídas y para tirarse el pisto. Lo de "papista" está muy visto.