Consecuencias


De la dimisión de Florentino Perez como presidente del Real Madrid se han dicho muchas cosas. Yo añadiré una que creo que no se ha comentado. Es una recomendación. Ahora que a Florentino le dejan la mente libre de los asuntos madridistas, que no le daban de comer, pero que le ocupaban una barbaridad, es un gran momento para comprar acciones de ACS. Señores inversores, Florentino no se está quieto ni en misa, inviertan que algo gordo nos deparará en breve. Al tiempo.

1 comentarios:

que queee dijo...

sí, ahora va y vende ACS para comprarse una casa en honolulu.