¿Morirá fusilado?

Mañana conoceremos la sentencia del caso las matanzas de Dujail, por el que Sadam Husein podría ser condenado a muerte. No encontrarán en mí los defensores de la pena de muerte un aliado, pero sí creo que debo matizar mi postura. Cuando un presidente como Sadam (un dictador con todas las letras) gobierna con la pena de muerte integrada en su sistema judicial (caso como el de China, Irán o EE.UU.) es justo que él pueda enfrentarse a la misma pena. Y es justo porque si bien él quizá, como presidente (no es el caso de Sadam, sí de otros) no pueda eliminar dicha condena, sí puede cambiar la muerte por la cadena perpetúa (en base a una prerrogativa presidencial). Si no lo hace (está en su derecho) la condena a muerte no puede verse como algo injusto o malo, al ser una pena que él mismo consideraba bueno que se aplicase.
Ahora bien, si Sadam puede demostrar que perdonó al menos al 10% de los condenados a muerte bajo su mandato, consideraré apropiado se le perdone la vida, como muestra de magnanimidad, pero dudo mucho que haya perdonado en su mandato una sola vida.

6 comentarios:

a. gil dijo...

Llevando el argumento de la conmutación de la pena capital más allá del límite razonable. Sadam Husein perdonó la vida al mayor asesino de su tiempo.
¿Por qué lo hizo? o dicho de otra manera ¿por qué no lo hizo a su tiempo?.
Sencillamente, porque no se planteó el suicidio. Hubiera ido al pregonado paraíso en lugar de los cientos de miles obligados a viajar.

Anónimo dijo...

no creo que la actuación de una persona afecte a una decisión en conciencia que debamos tomar los demás. es decir, lo que haya hecho sadam en el pasado no debería afectar a lo que consideremos una actuación etica o moral.un abrazo. kk

Luis de Amézaga dijo...

Matar a alguien al que se tiene preso es desde el punto de vista de un cristiano (el único que me importa a mí)un error, un asesinato.

rojobilbao dijo...

Desde le punto de vista cristiano,cualquier muerte si no es accidental es un asesinato. Lo del error es más discutible. Si hoy se da una revuelta en Iraq y Sadam es liberado y vuelve al poder ¿no haberle matado es o no un error?
Yo no creo en la pena de muerte, pero es injustificable que un condenado a cadena perpetua vea la luz del día jamás. En muchos paises eso se puede "asegurar". ¿Es Iraq uno de esos países?
Como último comentario, el punto de vista cristiano puede ser el más importante, pero nunca el único. Que la prostitución sea un pecado para la prostituta como para el cliente, no implica que los cristianos votemos por su ilegalización.

a. gil dijo...

Chávez fue golpista; no se le aplicó la pena capital, salió, la armó y sigue. A de Juana Chaos le cayeron más de mil años de sombra tras haber liquidado a veinticinco.
A éste, unos amigos de Madrid le han metido una lima en el jamón de york para que salga a pasear sin prisa. Disimuladamente, como haciéndose las uñas saldrá a dar el paseo a otros. Suma y sigue.
Antes se fugaban por un túnel que excavaban con la cuchara; ahora piden jamón de york con cuchillo y tenedor. Es una trena de cinco tenedores con derecho a paseo.
A vivir que son días, con permiso de Chávez o de Juana o del cáncer...,todos son un cáncer ¿dónde está el límite?

Luis de Amézaga dijo...

La vida es irreversible, la prostitución no.