Ellos pueden hacer lo que tú no

Trescientos cincuenta alumnos de primer y segundo curso de Educación Secundaria (ESO) comenzaron ayer sus clases en el nuevo instituto de Mendillorri, todavía en obras. El edificio que se construye en la calle concejo de Ustárroz no cuenta con la licencia municipal de apertura. Pese a ello, profesores y alumnos dieron comienzo al curso a las 9.30, en medio del polvo y del ruido de las obras que continuaban en el interior. Las aulas están en condiciones; sin embargo, no hay patio de recreo ni gimnasio; las salidas de emergencia se señalizaron por la tarde y el ascensor no funciona. Representantes de los padres expusieron ayer sus quejas al consejero de Educación, Carlos Pérez-Nievas.

Pero el ruido y el polvo que se concentraba por los pasillos y en las escaleras eran símbolos evidentes de que estaban en un edificio sin terminar. De hecho, los alumnos no tienen patio de recreo -utilizan como medida provisional unos patios interiores sin asfaltar-. Tampoco se puede usar el gimnasio ni el ascensor y sólo cuentan con dos baños para todos los estudiantes. Las salidas de emergencia del edificio no estaban acondicionadas y fueron señalizadas por la tarde.

Según el concejal delegado de Urbanismo, Juan Luis Sánchez de Muniáin, el instituto había solicitado la licencia de apertura del edificio el viernes y ayer los técnicos no pudieron realizar el informe oportuno para conceder el permiso porque había instalaciones, como los vestuarios y el gimnasio, que ni siquiera pudieron valorar, al no estar acabadas. «Por lo menos se tardará una semana más hasta que se revisen todas las instalaciones y estudiar la concesión de la licencia», concluyó.

Recomiendo a los navarros que no intenten abrir un negocio sin la pertinente licencia, más si los servicios están sin terminar.

2 comentarios:

lobotomizado dijo...

Pues las cosas no van diferentes en Andalucía: colegios en obras, falta de equipamientos, etc. A modo de ejemplo, el colegio La Florida, en el Puerto de Santa María (Cádiz), abrió sin tener agua corriente: no funcionaban, por tanto, los servicios, las fuentes de agua o la limpieza. ¿Algo más? Por supuesto, había zonas que aún están en obras y no había medidas contraincendios.

Eso sí, el día 7, Cándida Martínez, consejera de Educación de la Junta de Andalucía, inauguró el centro a bombo y platillo. Como el alcalde, Enrique Moresco (PP), aprovechara el acto para llamar la atención sobre las carencias del centro, desde el PSOE se bramó contra él, tachando su intervención de deplorable.

a. gil dijo...

MODELO D HORA H

La mala planificación de las obras de construcción acarrea retrasos y pérdidas económicas. En el caso de obras oficiales debería responsabilizarse pecuniariamente a los políticos y cargos dependientes, lo que no ocurre nunca.

Hasta que no se obtenga la licencia de ocupación propongo lo siguiente:
1º- que se instalen aseos químicos en sustitución de los que faltan.

2º- que las clases sean matinales, y las obras que empiecen a las 14 horas, de esta manera no habría ni ruido ni polvo.

3º- a falta de patio para el recreo se pueden habilitar las aulas previstas en planta baja para el modelo D. Todos a cubierto, como en otros centros escolares en días de lluvia.