Mujeres que me sofocan



La Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, que inicia ahora la que será su cuarta campaña «Por la erradicación del lenguaje sexista», demandó el 28 de Enero públicamente que en el uso del castellano no se sigan los patrones del latín, lengua muerta de la que deriva el idioma de los españoles, ya que la considera machista en muchos de su términos.

Para ellas, «el lenguaje está construido desde un sistema social patriarcal y, por tanto, injusto y desequilibrado«, de modo que no es valido «recurrir a que es correcto gramaticalmente, o que no lo es», apoyándose para ello en «los patrones que marcan lenguas clásicas como el latín». Según la jóvena Lourdes Pastor, el latín se forjó en una «época en la que las mujeres éramos tratadas como esclavas y eran los hombres los que decidían y concentraban todo el poder», de manera que, para muchos términos, el latín «nos supone un lastre, ya que validamos nuestra sociedad mirando siempre a un pasado en el que no se ha tenido en cuenta a más de la mitad de la humanidad, que somos las mujeres".


Más aquí.

Visto aquí.

1 comentarios:

seleucus dijo...

Lo que dicen estos sujetos (o estas sujetas) implica algo muy grave que no han percibido. Si fuera cierta esta idea marxista de que el lenguaje es estructuralmente machista desde que el mono ese tocó el monolito de Kubrick y comenzó a hablar, resultaría que la responsabilidad del desarrollo lingüístico (y neuronal) de la especie humana se debería al género masculino, adoptando el femenino una simple postura de mimesis. El feminismo, en el fondo, presupone que la inferioridad de la mujer es real. Luego es una doctrina impresentable en democracia y profundamente discriminatoria.