Mejor...

Mejor guapo que feo
Mejor rico que pobre
Mejor sano que enfermo
...
Mejor vivo que muerto

Hugo apenas pesaba 500 gramos cuando nació en la semana 28 de gestación. Su hermano gemelo, Alejandro, le estaba quitando todo el alimento y oxígeno que llegaba a la placenta. Cuando el ginecólogo se dio cuenta en un control rutinario del embarazo le dijo a sus padres que apenas le quedaban dos horas de vida si seguía dentro. Una cesárea de urgencia le ofrecía una posibilidad. Y Hugo y Alejandro (que nació con un kilo de peso) se agarraron con fuerza a ella. Ya salió respirando por sí mismo, algo que los médicos no esperaban. La esperanza fue creciendo conforme pasaban las horas. Estuvo 103 días ingresado en un hospital de Toledo. Aunque sus padres vivieron momentos muy malos, la suerte estuvo de su lado y sólo sufrió una infección. Estimulación temprana, contacto con la madre y las incubadoras le salvaron la vida.

Más casos aquí.

5 comentarios:

Diego 1212 dijo...

Me gusta muchísimo su bitácora. Acabo de descubrirla pero sin duda volveré. Un saludo.

Elentir dijo...

Pues ese niño, según las nuevas normas del Gobierno socialista, ahora sería poco más que basura. A qué extremos estamos llegando, en fin...

seleucus dijo...

Afortunadamente hay una (aún pequeña) parte de la izquierda que no está a favor del aborto libre, ni que sea sólo por motivos de lógica biológica: el feto pertenece a la misma especie que la adulta que lo lleva en la barriga, porque si no hay alma la condición de persona se define por la especie.

larraitz con pompa dijo...

se agarró a la vida porque no le privaron de dónde asirse...
enhorabuena a hugo por su fuerza y aún más por los padres que le han tocado

Crispal dijo...

Mierda de sociedad que consagra el crimen como derecho y elimina cada año a 100.000 seres humanos inocentes en nombre del progreso, la libertad y la paz.