Nos lo recuerda Mateo


25:34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
25:35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;
25:36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.


3 comentarios:

Finis Hispaniae dijo...

Es bastante simple de entender, excepto para los nazis que viven en el sofismo y una especie de odio patológico por lo cristiano : http://cineypolitica.blogspot.com/2009/02/eluana-englara-tiene-derecho-morir.html

Policronio dijo...

Me ha traído hasta aquí tu excelente comentario en "La Taberna Liberal". Ahora, tu párrafo en negrita, me indica que poseemos una concepción similar respecto al derecho a la vida.

rojobilbao dijo...

El liberalismo me guía en muchas facetas de la vida. Me permite actuar con solidez, pero no lo abarca todo, no puede (pese a lo que pueda decir Rothbard) y en los casos donde me caben las dudas, el cristianismo (catolicismo) me da la seguridad que me faltaba. Con esto no digo que soy liberal y además católico, sino la inversa, y recurro a Cristo como pilar inamovible.