Aunque sea sin proponérselo...

Federico me da la credibilidad que varios lectores  o bien me quitaban o bien ponían en duda. Lamento mucho tener razón en este caso.

"Me dijo que habían decidido que no hiciera 'La Mañana' a partir de la próxima temporada", revela Losantos, "y que me ofrecían pasar a la tarde y hacer 'La Linterna' de las diez a las doce de la noche, que compartiría el programa con César Vidal, que haría las dos primeras horas, desde las ocho".

ACTUALIZADO:
Federico lo cuenta casi todo aquí.

2 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Iremos donde vaya Don Federico; si hay que mover el dial, se mueve.....

El Capitán Trueno dijo...

LA CABEZA DEL MUECÍN

Parece que finalmente echan de la COPE al 'muecín de la mañana'.

Que nadie se confunda, no lo ha logrado el gobierno socialista, su prensa amiga y los rumiantes de la ceja y el cálido establo; tampoco la coalición de obispos nacionalistas y obispos 'simpáticos' con los nacionalistas que convive en la Conferencia Episcopal.

Todos han ayudado, pero el empujón final lo ha conseguido Rajoy, gracias a la larga mano del Vaticano y la 'mano invisible' del Opus Dei. Ante un Zapatero a la deriva por la crisis económica, pero con un Partido Popular a garrotazos internos y borboteando corrupción por sus poros, el presidente del PP veía imposible ganar las próximas elecciones si Federico Jiménez Losantos seguía en las ondas cantando las verdades -aunque las adorne con gritos e insultos- del barquero. Rajoy ha agarrado a la Conferencia Episcopal por donde más duele y le ha susurrado: ¿verdad que no nos vamos a hacer daño?

La Iglesia Católica no trabaja para este mundo, y poco le importa si hay una nación española o diecisiete taifas neofeudales; pero sí le importa que su ideario se difunda a través de los gobernantes, sean uno o diecisiete, para impregnar a los fieles. La clerecía siempre ha preferido súbditos a ciudadanos; el amor a los territorios y a los muertos acerca más a la Iglesia que el amor a la libertad y la igualdad del individuo. Aún diré más: 'divide et impera'.

Uno tiene la costumbre de traer malas noticias, pero plenas de predicciones que se suelen cumplir. Recordaré lo que escribió este arriba firmante en Junio del 2008: el liberalismo español en la encrucijada. Los liberales auténticos no tienen dilemas cuando hay que elegir entra la libertad y la servidumbre.

Salud, ciudadanos
La Cataluña ilustrada