Católicos y elecciones

Lo dice con acierto Alex Rosal:

Cuando Lee Edwards Goldwater, candidato republicano a la Presidencia de los EE UU, perdió en 1964 las elecciones de una forma estrepitosa y con un programa electoral que cualquier católico convencido –Bono no, claro– lo suscribiría al 95 por ciento, el movimiento conservador americano –esa amalgama bien diversa de evangélicos, católicos, liberales, anarcocapitalistas y conservadores–, entraron en una catarsis total. «¿Qué podemos hacer?», se preguntaron. «Si queremos ganar una elecciones debemos cambiar nuestro discurso, pero si nos mantenemos firmes en nuestros principios, habrá que cambiar a la opinión pública». Y se pusieron manos a la obra. Dejaron de lado la política de partido, y trabajaron con ahínco para ganar la batalla cultural. Crearon fundaciones, editoriales, radios y televisiones locales, diarios, revistas, lobbys de opinión, productoras de televisión, plataformas de participación ciudadana… se organizaron para conformar un proyecto cultural sólido y duradero. Décadas después, América alumbró la llamada «Revolución conservadora» que sigue hoy muy presente en el país, aunque puntualmente no esté ahora en el poder, por un desgaste lógico de dos mandatos un tanto caóticos de Bush junior en el Gobierno.

7 comentarios:

Elentir dijo...

Ésa es la clave. Te enlazo la entrada.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Sin duda has dado en la diana. O los católicos y demás conservadores luchamos por conquistar la opinión o nos dejamos llevar y languidecemos.

Todavía el lunes asistí a una tertulia en Radio María y destacábamos tanto los tertulianos como los oyentes, el hecho de que el PP ha abandonado totalmente los principios, la lucha mediática... es un zombie dirigido por mendaces. Una pena de partido político para un país que poco a poco va despertando y le va a dar la espalda si no cambia pronto, estoy convencido de ello.

Mike dijo...

Los conservadores, en conjunto, nos comportamos como acomplejados y temerosos de que nos tiren a Franco, a la guerra de Irak y al Yakolev a la cabeza.

Aún no he oído a un conservador, por ejemplo en televisión, finalizando un discurso diciendo "que Dios nos bendiga a todos".

Hasta renegamos en público de nuestras creencias, o las ocultamos. Hablo en conjunto y me atengo a los hechos.

Saludos.

Embajador en el Infierno dijo...

Me voy a permitir hacer la lectura al revés: nos venimos abajo por una derrota y nos retiramos a nuestros cuarteles (yo diría guetos) de invierno. Casi 50 años después los USA han seguido la misma evolución que hemos seguido en España: más aborto, más descomposición familiar, más gaymonio, más socialismo, más intromisión del Estado en la conciencia de las personas y para guinda un presidente mesiánico y medio iletrado.

Eso si, un poco más despacio que si no hubiéramos hecho la gran revolución conservadora.

Seguimos acomplejados, pero tenemos la conciencia tranquila....a base de tilas (o manifas).

Libertymad dijo...

Un análisis superficial y simplista de una persona que no tiene ni idea de lo que habla, ni sabe nada de Goldwater. Se ha leído por encima el libro de José María Marco sobre el asunto y pontifica. Por cierto, Goldwater fue estigmatizado por gran parte de ese movimiento en los últimos años de su vida por sus opiniones en algunos asuntos. Álex sabrá del asunto, supongo, y si no podéis buscar la información en Internet, y de paso aprender un poquito.

Libertymad dijo...

Oye, se llamaba Barry Goldwater. Lee Edwards es el autor de una biografía del político que supongo que Álex no habrá leído. Un par de párrafos de una reseña y ya puede pontificar. Muestra del gran dominio que tiene del tema. Desternillante.
Si salen dos comentarios casi iguales, es que creo que el anterior no se ha publicado.

rojobilbao dijo...

A Rosal Goldwater en sí le da lo mismo, en su texto. Se ventra en la vida "depués" de Goldwater. Y es en ese análisis donde encuentro una buena guía para los católicos españoles.
Respecto a la visión que ofrece de los USA el embajador, no puedo estar de acuerdo. Los estadounidenses por fin se muestran mayoritariamente contrarios al aborto. En varios estados quieren prohibir las uniones homosexuales explicitamente y Bush ni me parece mesiánico ni es medio iletrado.

Necesitamos sin duda proyectos como libroslibres, infocatólica, forum libertas, radio maría...