¿Defraudar es robar?

Considero que en líneas generales defraudar al fisco no es robar, pues robar implica quitar al legítimo propietario lo que es suyo, y no tengo claro que el Estado sea legítimo dueño de mi dinero por mucho que legisle en esa dirección. Ahora bien, si gracias a mi defraudación, adquiero algo a lo que no tengo derecho en principio (por ejemplo un piso de protección oficial) sí creo que se pueda considerar un robo al resto de los ciudadanos, debido a que el número de viviendas es limitado y gente que no ha defraudado queda fuera. Puntualizo que no me refiero a que se contrate al mejor fiscalista que presente las cosas de manera más favorable posible,  sino que cuando el reglamento fija un máximo de 500 euros como deducción por cuota sindical, vaya el listo de turno y pretenda deducirse 85.000 euros sabiendo que por ser quien es, no pasará nada. Porque no es lo mismo evitar que te quiten el dinero a disimular tu patrimonio con mentiras para quitarle al resto un (discutible) derecho; discutible que exista como derecho, no que pueda ser tuyo (debido a tu nivel de ingresos).

Confío en que esta vez algo sí ocurra. Adelante Manos limpias.

3 comentarios:

Embajador en el Infierno dijo...

Dilbert decía que la felicidad es tener un habil moralista a tu lado. Supongo que en los tiempos que corren habrá que quitar lo de "moralista" y cambiarlo por "fiscalista".

Elentir dijo...

Más que a un fiscalista, Embajador, lo ideal hoy en día es tener a tu lado a un Fiscal. Eso evitará muchos problemas judiciales. Qué se lo digan a Bono...

rojobilbao dijo...

Embajador en los tiempos que corren un moralista es un objeto que sobra a todas luces. ¿Acaso se enseña algún tipo de moral en las escuelas o familias de hoy día? Ahora lo que hacen falta son el fiscalista como bien apuntas y el penalista que te saque de los líos.

Elentir, visto lo de Bono, los Albertos, el Toxo y demás considero llegado el día de mandarlo todo al garete y hacerme de la izquierda siempre vencedora, la que no se baja del machito ni cuando pierde por goleada.