Antitaurinos, especie en regresión cerebral

El portavoz de la Asociación para un Trato Ético con los Animales (Atea), Kepa Tamames, ha considerado hoy que "es obvio que no sólo es comparable, es que es equiparable, es exactamente lo mismo" el terrorismo y las corridas de toros "desde el punto de vista de la indeseabilidad de las consecuencias de uno y otro hecho".

"¿Desean los toros estar en la plaza? No. ¿Desea un policía que se le ponga una bomba debajo del coche? No. Si es indeseable una cosa y es indeseable otra, son idénticas en cuanto a la indeseabilidad para la víctima", ha razonado Tamames en una rueda de prensa en Bilbao.

De la misma manera que los nazis equiparaban a las ratas con los judíos, este portavoz considera o mismo un policía que un astado. ¡Será cabrón! (desde el punto de vista de que para mi es igual de indeseable que le dejen a este individuo un micrófono que se lo dejen a un macho cabrío).

15 comentarios:

F. de Bobadilla dijo...

Y preguntó Pilatos al populacho: ¿A quién soltamos, a Jesús o a Barrabás?. Había que optar.
Sr. Tamames: decida usted, salvamos a Miguel Angel Blanco o los seis vitorinos de esta tarde.
Espero la respuesta de cualquiera que se haya posicionado con la declaración del portavoz de los antitaurinos. Y si el colectivo discrepa de su voceras que salga a los medios y lo diga.

Anónimo dijo...

¿Dónde está escrito que haya que elegir? Viva la demagogia

Anónimo dijo...

Jon Idigoras Gerrikabeitia (Amorebieta (Vizcaya), 3 de mayo de 1936 - Bilbao, 3 de junio de 2005) fue un sindicalista vasco y dirigente histórico de la coalición socialista e independentista vasca Herri Batasuna. Fue encarcelado junto al resto de los miembros de la mesa, por orden del magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, acusado de colaborar con ETA. Jon Idigoras salió en libertad provisional, debido a la enfermedad que padecía. Aficionado a los toros desde joven, IDÍGORAS LLEGÓ A LIDIAR TOROS EN PLAZAS VASCAS, Y EN EL MUNDO TAURINO SE LE LLEGÓ A CONOCER COMO CHIQUITO DE AMOREBIETA, CHIQUITO DE ÉIBAR O MORENITO DEL ALTO. Comenzó como subalterno en la cuadrilla del Duque de Boroa.

F. de Bobadilla dijo...

Al anónimo que dijo: ¿Dónde está escrito que haya que elegir?

No estaba escrito que había que ir a la manifestacion en contra de la ETA por el asesinato de Miguel Angel Blanco, pero concitó a tantísimas personas en toda España porque nos hirió a casi todos. Optamos por acudir o solidarizarnos con la familia Blanco.

Con Jesus y Barrabás hubo que optar. Nos pasamos la vida optando. Usted Sr. anónimo ha tratado de escaparse diciendo nada porque ha optado por ser nada sin saberlo.

Anónimo dijo...

¡La gallina!

Anónimo dijo...

Insisto: plantear la disyuntiva entre salvar al desdichado Miguel Ángel y a unos toros es demagógico. ¿Acasoeran taurinos todos los miles de vascos y españoles que se solidarizaron con él? ¿Sirve para aliviar alguna injusticia la carnicería de miles de toros en las plazas ? Claro que he elegido, y a sabiendas: he elegido argumentar con lógica y lealtad y huir de la sofística y la demagogia.
Rafael Ávila

F. de Bobadilla dijo...

A Rafael Avila: las palabras demagogia y sofisítica las ha empleado incorrectamente.
Todo parte del disparate de Kepa Tamames al equiparar el terrorismo (p. ej. el asesinato de Miguel Ángel Blanco) con la matanza de los toros con tortura. Las matanzas de los toros no alivian las injusticias, de acuerdo. Todo el mundo sabe que el asesinato es un delito y hasta los etarras se manifiestan en este sentido cuando cae alguno de los suyos.
Sin embargo con respecto a las corridas de toros las opiniones están encontradas. Podemos considerarlas una brutalidad, a mí así me lo parece, pero no un asesinato.
El hombre está a un nivel superior, luego los animales, detrás las plantas. En esto han estado de acuerdo los filósofos de todas las épocas; y no creo que los de Atea y usted sean más profundos que éstos.

Anónimo dijo...

Ahora sí estamos de acuerdo. La comparación de Tamames es chocante y extrema, yo aventuraría que debido a sus pretensiones didácticas. Pese al trasfondo especista de la afirmación, puedo estar de acuerdo en que dar muerte a una persona es un asesinato y lo que ocurre en las corridas de toros es (objetivamente) una brutalidad. Y la brutalidad hay que erradicarla, sea cual fuere la especie que la sufre. Otro día nos extenderemos sobre los filósofos que sostienen que mientras no cese la brutaldad del hombre contra los otros animales no cesará la del hombre contra el hombre.
Rafael Ávila

BLOGUEROS CON EL PAPA dijo...

Gracias de corazón por tu apoyo y participación en el blog del Papa.

Te invitamos, si no lo has hecho ya, a que participes en la encuesta-compromiso de oración que hemos subido al lateral del blog, y también a que la difundas desde tu espacio para que seamos muchos blogueros unidos en la oración por el Santo Padre y el éxito de la JMJ 2011.

Muchas gracias, un abrazo

F. de Bobadilla dijo...

He opinado sobre lo expresado por un defensor de la vida los toros. En este blog han colgado los “Blogueros con el Papa”. Yo voy a enlazar las dos ideas ahora que me ha llegado un correo referente a la defensa de la vida de las personas; es éste:

ALÁ Y JESÚS:

Reunión de sacerdotes de cárceles, conclusión : La religión musulmana
es la que más crece en número en los Estados Unidos, especialmente en
los grupos minoritarios.

El mes pasado asistí a una clase de entrenamiento requerida para
mantener mi status de seguridad en el departamento de prisiones del
Estado.

Durante la reunión hubo una presentación por tres disertantes, uno
Católico, uno protestante y un Musulmán, quienes explicaron sus
creencias.

Me interesaba sobre todo, lo que el Imán islámico diría. El Imán hizo
una completa y gran presentación de las bases del Islam, incluido
vídeos.

Después de las presentaciones, se concedió tiempo para preguntas y respuestas.

Cuando llegó mi turno pregunté al Imán:

“Por favor, y corríjame si me equivoco, pero entiendo que la mayoría
de imanes y clérigos del Islam, han declarado
la Yihad (guerra santa) contra los infieles del mundo. De modo que
matando a un infiel, que es una orden para todos los musulmanes,
tienen asegurado un lugar en el cielo. Si así fuera el caso… ¿ Puede
usted darme una definición de infiel? ”

Sin discutir mis palabras, contestó con seguridad:

“ Son los no creyentes ”.

Contesté:

“ Permítame asegurarme que le entendí bien. A todos los seguidores de
ALÁ, le ha sido ordenado matar a todo el que no es de su fe para
poder ir al cielo? ¿Es Correcto? ”

La expresión de su cara cambió de una autoridad, a la de un chico con
la mano en la lata de galletas. Vergonzosamente. Contestó:

“Así es ”

Agregué: “ Pues bien, señor, tengo un verdadero problema tratando de imaginar al
Papa Benedicto ordenando a todos los católicos matar a todos los de su
fe islámica, o al Dr. Stanley ordenando a los protestantes hacer lo
mismo, para ir al cielo ”.

El Imán quedó mudo.

Continué: “ También tengo problema con ser su amigo, cuando usted y sus colegas
dicen a sus pupilos que me maten. ¿Preferiría usted a su ALÁ, que le
ordena matarme para ir al cielo, o a mi Jesús que me ordena amarlo
para que yo vaya al cielo y quiere que usted me acompañe? ”

Podías oír la caída de un alfiler cuando el Imán inclinó avergonzado su cabeza.

Con nuestro sistema de justicia liberal, y por presión del ACLU
(Organización árabe americana). Este diálogo no será publicado.

Ruego lo haga circular por toda su lista de direcciones.

Rick Mathes
Capellán de Prisiones EE.UU.

"O VIVIMOS TODOS JUNTOS COMO HERMANOS, O PERECEREMOS TODOS JUNTOS COMO IDIOTAS"
Martin Luther King.

Enlazo este con el anterior post que dice “ES NUESTRO DEBER AYUDAR A PAKISTAN?
Me parece más importante gastarnos en defendernos de los musulmanes que en escenificar la brutalidad para con los toros con números callejeros. Todo hace falta para concienciar, pero los antitaurinos con quienes converso son partidarios de los árabes, de todos éstos a los que se refiere el capellán de prisiones Rick Mathes.
Estos partidarios de los asesinos árabes no se dan cuenta de que están en la lista de infieles, porque les ciega la idiocia.

F. de Bobadilla dijo...

Dicen los aficionados que hay toros que no cooperan al lucimiento de la fiesta (¡tiene bemoles, de toro!), porque no entran al trapo, o porque carecen de trapío, o porque han sido taladrados en varas, o porque son unos asesinos que derrotan buscando el cuerpo, o porque se caen, o porque a los maestros se les mueve el vientre y clavan con más o menos urgencia, y repiten la operación de espalda hasta que dobla el cornudo por naturaleza.
A veces el toro defendiéndose engancha, femoral, escroto, dentros o mandíbula. Y cuando la fiesta acaba en tragedia dicen que estuvo deslucida. Está visto que el toro sólo tiene derecho a seguir el guión previsto hasta el ultimo suspiro; a lo más que puede aspirar es a que le indulten, y para que esto suceda tendría que estar programado por el dios de los toros.

Los musulmanes de Al Qaeda han liberado a los dos cooperantes españoles que habían secuestrado y retenido (para estos soldados de Alá sólo estaban retenidos), después de que el Gobierno español atendiese algunas de sus peticiones, y han dicho que:
las cárceles de los cristianos están llenas con miles de hermanos musulmanes inocentes y la comunidad musulmana tiene que pedir con fuerza y por todas las vías posibles su liberación por todas las vías.
Para estos asesinos son hermanos inocentes aquellos encarcelados por terrorismo, asesinato, pillaje, estafa, ablación femenina, maltrato a sus parejas, tenencia de armas y drogas, participación en guerras sin identificación, falsa documentación, agitación islamista en las cárceles, etc. etc.
Los que son inocentes, y desprendidos, son los cooperantes que secuestran y liberan a cambio de dinero. Dinero que pagan los gobiernos, o yihadistas presos en nuestras cárceles que piden a cambio. Como los franceses se negaron a negociar la liberación de Michel Germaneau lo decapitaron.

¿Hemos de seguir ayudando a estas bestias asesinas con dinero o cooperación para que nos maten si no nos rescatan? ¿Están las familias de los que cooperan en países musulmanes en condiciones de liberarles? Si los cooperantes quieren arriesgar sus vidas allá ellos pero que no cuenten con dinero que salga de mi bolsillo de forma voluntaria a través del Gobierno, y que renuncien al trueque de antemano.
Las cárceles españolas son un centro de adoctrinamiento de la yihad con un gobierno que bien lo sabe y no actúa. La mecha está encendida en las cárceles pero las explosiones las notaremos bajo nu Dicen los aficionados que hay toros que no cooperan al lucimiento de la fiesta (¡tiene bemoles, de toro!), porque no entran al trapo, o porque carecen de trapío, o porque han sido taladrados en varas, o porque son unos asesinos que derrotan buscando el cuerpo, o porque se caen, o porque a los maestros se les mueve el vientre y clavan con más o menos urgencia, y repiten la operación de espalda hasta que dobla el cornudo por naturaleza.
A veces el toro defendiéndose engancha, femoral, escroto, dentros o mandíbula. Y cuando la fiesta acaba en tragedia dicen que estuvo deslucida. Está visto que el toro sólo tiene derecho a seguir el guión previsto hasta el ultimo suspiro; a lo más que puede aspirar es a que le indulten, y para que esto suceda tendría que estar programado por el dios de los toros.

F. de Bobadilla dijo...

Parte II
Los musulmanes de Al Qaeda han liberado a los dos cooperantes españoles que habían secuestrado y retenido (para estos soldados de Alá sólo estaban retenidos), después de que el Gobierno español atendiese algunas de sus peticiones, y han dicho que:
las cárceles de los cristianos están llenas con miles de hermanos musulmanes inocentes y la comunidad musulmana tiene que pedir con fuerza y por todas las vías posibles su liberación por todas las vías.
Para estos asesinos son hermanos inocentes aquellos encarcelados por terrorismo, asesinato, pillaje, estafa, ablación femenina, maltrato a sus parejas, tenencia de armas y drogas, participación en guerras sin identificación, falsa documentación, agitación islamista en las cárceles, etc. etc.
Los que son inocentes, y desprendidos, son los cooperantes que secuestran y liberan a cambio de dinero. Dinero que pagan los gobiernos, o yihadistas presos en nuestras cárceles que piden a cambio. Como los franceses se negaron a negociar la liberación de Michel Germaneau lo decapitaron.

¿Hemos de seguir ayudando a estas bestias asesinas con dinero o cooperación para que nos maten si no nos rescatan? ¿Están las familias de los que cooperan en países musulmanes en condiciones de liberarles? Si los cooperantes quieren arriesgar sus vidas allá ellos pero que no cuenten con dinero que salga de mi bolsillo de forma voluntaria a través del Gobierno, y que renuncien al trueque de antemano.
Las cárceles españolas son un centro de adoctrinamiento de la yihad con un gobierno que bien lo sabe y no actúa. La mecha está encendida en las cárceles pero las explosiones las notaremos bajo nuestros pies.

F. de Bobadilla dijo...

Lo que he colgado esta mañana en dos partes no cabia en un envio porque tenia los textos montados. Acabo de percibirlo y lo he corregido. Pido disculpas.

Dicen los aficionados que hay toros que no cooperan al lucimiento de la fiesta (¡tiene bemoles, de toro!), porque no entran al trapo, o porque carecen de trapío, o porque han sido taladrados en varas, o porque son unos asesinos que derrotan buscando el cuerpo, o porque se caen, o porque a los maestros se les mueve el vientre y clavan con más o menos urgencia, y repiten la operación de espalda hasta que dobla el cornudo por naturaleza.
A veces el toro defendiéndose engancha, femoral, escroto, dentros o mandíbula. Y cuando la fiesta acaba en tragedia dicen que estuvo deslucida. Está visto que el toro sólo tiene derecho a seguir el guión previsto hasta el ultimo suspiro; a lo más que puede aspirar es a que le indulten, y para que esto suceda tendría que estar programado por el dios de los toros.

Los musulmanes de Al Qaeda han liberado a los dos cooperantes españoles que habían secuestrado y retenido (para estos soldados de Alá sólo estaban retenidos), después de que el Gobierno español atendiese algunas de sus peticiones, y han dicho que:
las cárceles de los cristianos están llenas con miles de hermanos musulmanes inocentes y la comunidad musulmana tiene que pedir con fuerza y por todas las vías posibles su liberación por todas las vías.
Para estos asesinos son hermanos inocentes aquellos encarcelados por terrorismo, asesinato, pillaje, estafa, ablación femenina, maltrato a sus parejas, tenencia de armas y drogas, participación en guerras sin identificación, falsa documentación, agitación islamista en las cárceles, etc. etc.
Los que son inocentes, y desprendidos, son los cooperantes que secuestran y liberan a cambio de dinero. Dinero que pagan los gobiernos, o yihadistas presos en nuestras cárceles que piden a cambio. Como los franceses se negaron a negociar la liberación de Michel Germaneau lo decapitaron.

¿Hemos de seguir ayudando a estas bestias asesinas con dinero o cooperación para que nos maten si no nos rescatan? ¿Están las familias de los que cooperan en países musulmanes en condiciones de liberarles? Si los cooperantes quieren arriesgar sus vidas allá ellos pero que no cuenten con dinero que salga de mi bolsillo de forma voluntaria a través del Gobierno, y que renuncien al trueque de antemano.
Las cárceles españolas son un centro de adoctrinamiento de la yihad con un gobierno que bien lo sabe y no actúa. La mecha está encendida en las cárceles pero las explosiones las notaremos bajo nu nuestros pies.

M.L. Ortega dijo...

Escribe Jose Brechner, exdiputado boliviano y analista político.
La manera más conocida de los musulmanes para amedrentar y subconscientemente lograr cierto dominio sobre las sociedades occidentales, es la del terrorismo. Pero hay una forma más sutil para influenciar sobre los pueblos que los acogen, es la táctica demográfica.

Las mujeres musulmanas, a diferencia de las occidentales, no usan anticonceptivos y son alentadas a parir numerosa prole. Es común ver familias con 10 ó 12 hijos. Esa situación genera una desproporción numérica en los lugares adonde emigran, y es usada para imponerse sobre la sociedad anfitriona, para convertirse eventualmente en mayoría. La maniobra es practicada en Israel por los palestinos, en Líbano por los Chiitas y Sunitas, y en Europa, por los mahometanos en general, donde ya suman 54 millones.

Hasta 1979 prácticamente no se veían musulmanes en Copenhague. Los daneses recibían cordialmente a los extranjeros, sintiéndose orgullosos de su socialismo liberal que había derrocado a los conservadores en 1929, y resaltaban por sus éxitos socio-económicos..

Dinamarca se esforzó por ser una sociedad abierta donde ofrecían a los recién llegados las mismas ventajas que a sus connacionales. La criminalidad era bajísima, el nivel educativo excepcional, y los acompañaba una admirable historia de humanismo y multiculturalismo.

Para 1990 la población musulmana había crecido y no mostraba ningún interés por integrarse a la sociedad danesa, más bien empezó a condenar su liberal estilo de vida, al que consideran decadente.

En un artículo publicado por Daniel Pipes y Lars Hedegaard en el que pronosticaron que el problema migratorio explotaría en Dinamarca, relataron: "Los inmigrantes musulmanes constituyen el cinco por ciento de la población, pero consumen el 40 por ciento de la ayuda social". "Los musulmanes son apenas cuatro por ciento de la población danesa de 5.4 millones, pero forman la mayoría de los violadores convictos, un asunto inflamable, considerando que prácticamente todas sus víctimas son no-musulmanas. Similares proporciones se manifiestan en otros crímenes".

Un estudio reciente muestra que sólo cinco por ciento de los musulmanes contraen matrimonio con danesas. Las costumbres islámicas obligan a que la hija de ambos se case con algún pariente mahometano de lo contrario está sujeta a la pena de muerte, cosa que lógicamente atemoriza a las escandinavas.

Los islamistas no tienen ningún respeto por las costumbres y normas del lugar, y predican abiertamente que introducirán las leyes coránicas cuando la población alcance mayor número. Al ritmo actual, en 40 años uno de cada tres habitantes será musulmán.

No es entonces de extrañar, que en 2005 hubiera el brote de violencia callejera por la publicación de las caricaturas de Mahoma en la prensa danesa, que fue rematado con el ataque suicida a la embajada de Dinamarca en Pakistán la semana pasada, del que Al Qaeda se adjudicó la autoría.

En 2001, los daneses eligieron a su gobierno más conservador en 70 años dejando atrás sus generosas ideas inmigratorias. Hoy Dinamarca tiene las leyes más estrictas de Europa en ese campo, lo que ha sido tildado de "racismo" por la prensa progre europea.

Hoy, si quieres ser danés, debes tomar tres años de lenguaje; debes pasar un examen sobre historia y cultura de Dinamarca; debes haber vivido siete años en el país para solicitar ciudadanía; debes mostrar intención de trabajar, y debes tener un empleo esperándote. Si quieres traer una esposa, ambos cónyuges deben tener más de 24 años, y no te resultará tan fácil llevar contigo a tus familiares y amigos.

No podrás construir una mezquita en Copenhague, aunque tus hijos tendrán alrededor de 30 escuelas de cultura y lengua árabe para elegir.

En 2006, el Ministro de Empleo Claus Hjort Frederiksen, explicó que los musulmanes han abusado del sistema de seguridad social en tal medida, que eventualmente podrían llevar al estado a la bancarrota.

M.L. Ortega dijo...

(II)
La Ministra de Inmigración Rikke Hvilshoj destaca por su firmeza en aplicar las leyes. Para testear a la ministra, el imán radical Ahmed Abdel Rahman Abu Laban, le exigió una compensación monetaria, "para aplacar la sed de venganza de la familia", por un musulmán que fue asesinado en un suburbio. Hvilshoj desestimó la demanda, ante lo que el imán arguyó que esa era la costumbre en la cultura islámica. La ministra replicó que lo que se hace en los países musulmanes no es necesariamente lo que se hace en Dinamarca. La respuesta no se dejó esperar. Prendieron fuego a su casa mientras dormía con su esposo e hijos. Todos lograron salvarse, pero tuvo que mudarse a un lugar secreto, y, tanto a ella como a otros ministros, por primera vez les fueron asignados guardaespaldas, en un país donde la violencia era inusual.

Lo que suceda en la próxima década, determinará si Dinamarca sobrevive como un bastión de vida civilizada, con su elevado sentido humanístico y responsabilidad social, o si se convertirá en una nación en guerra civil contra los promotores de la Sariá.
cress
¡¡¡¡¡Cuando en España nos demos cuenta de la realidad sera demasiado tarde!!!!!!