Es de justicia ser agradecidos

Ibarretxe defiende su tesis doctoral en Derecho ante un tribunal en el que cuatro de sus cinco miembros han cobrado alguna vez de su Gobierno.


El resto aquí.

1 comentarios:

Hipostasis dijo...

Je, vaya cenagal político. Lo controlan todo, lo han infiltrado todo, lo empapan todo. El nacionalismo es un cáncer, aunque puede ser extirpado como lo fue el cáncer fascista durante la Transición, lo único que hace falta es que desaparezca ETA, el PNV pierda el poder de influir en el parlamento nacional y luego vendrán las proclamas del champán tras la muerte de ETA, el "yo era antinacionalista", un luchador por la libertad, etc. etc.