El PP conservador (no el liberal)




El 'burka' llega a España

El presidente del Grupo Municipal del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha pedido que se prohíba el uso de esta prenda en la ordenanza de civismo de la ciudad "por seguridad y dignidad de la mujer", una medida que también se está estudiando en países como Holanda.

Una mujer mayor de edad puede vestir como le plazca. Si su deseo es sentirse humillada (como en ciertas parafilias) no debemos nosotros obligarles a vestir de manera diferente. Si además le sumamos la posibilidad de que no se sientan humilladas así vestidas, la prohibición carece de sentido. Eso sí, sólo en su vida privada; para enseñar a los niños, o detener a los delincuentes, que se busquen otras prendas más acordes.

18 comentarios:

Batiburrillo dijo...

Deduzco de tu comentario que el "respeto" (?) hacia la demostración pública de la sumisión de la mujer al hombre por parte de la religión mahometana forma parte del corpus doctrinal liberal. Lamento no compartir dicha opinión, pues la exhibición pública de aspectos tan denigrantes para la persona humana no creo que tenga que ver nada con el liberalismo, ideología en cuyo norte nunca puede estar la visión de las cosas a través de una raja, cosa que como "óptico libre" debieras haber tenido en cuenta.

Estas dos noticias, anecdóticas hasta cierto punto, no dejan de reflejar otro aspecto siniestro de esta tupida prenda, el anonimato:

1ª) Un pistolero disfrazado con un burka asesina a un activista de un grupo de izquierdas. (8 de marzo)

2ª) Soldados afganos capturaron a un líder talibán que intentó escapar de una operación de seguridad en el sur del país vestido con una burka. (7 de marzo)

Saludos,

Topo Universitario dijo...

Un coche a 200 kilómetros por hora mata a cinco personas. Conclusión: hay que limitar la velocidad máxima.

Un hombre mata a tiros a toda su familia. Conclusión: hay que limitar la tenencia de armas.

Poniendo ejemplos de estos baratos, Batiburrillo, te puedes cargar todo el liberalismo.

eduardo dijo...

Osea, que ahora el "liberalismo" tiene que ver con la "libertad para humillar" que tienen los imanes con las mujeres. ¡Chupa del frasco, carrasco!

¿Y si las mujeres que fueron maltratadas siguiendo los consejos del Imán de Fuengirola tampoco se "sentían" maltratadas? ¿Quiénes "éramos" nosotros entonces para mandar al gerifalte mahometano al trullo?

En este punto los progresistas y algunos "liberales" se igualan: todos rechazan la coacción en nombre del relativismo moral; unos porque dicen respetar las "culturas", y otros, como el autor de este lamentable y vergonzoso post, porque pretenden salvaguardar la "libertad individual".

Al ser más "liberales" y tolerantes con el burka no se engrandece en nada la libertad individual, sino que, al contrario, se favorece el atroz conservadurismo de los islamistas.

CMRR dijo...

¿Y qué hacemos entonces? ¿Prohibimos el burka, como pide Fernández Díaz?

Topo Universitario dijo...

¿Es posible que haya personas que lleven el burka porque quieren, porque se lo pide el cuerpo? Hay personas que libremente hacen cosas de lo más extrañas. Sólo hay que darse una vuelta por España en Semana Santa para comprobarlo. No veo por qué no va a haber quienes, desde posiciones legítimas, deseen ir cubiertas de arriba abajo. Prohibir el burka significaría dejar a estas personas sin poder satisfacer su minoritario pero legítimo deseo.

Lo que habrá que hacer será castigar con dureza a quienes violen la integridad física de las mujeres que no se amoldan al deseo de sus comunidades de ir cubiertas.

Anónimo dijo...

Puesto que la palabra Burka no aparece en la RAE, propongo que se le aplique el femenino para no crear una irregularidad innecesaria (ya que acaba en "a").

Creo que hay un serio peligro al dejar aquí "completa libertad" de llevar la burka, porque al final esa libertad no lo es. Y me explico: deja la libertad al padre de familia que llega a España y que tiene estas costumbres para con su mujer o sus hijas (o la madre de familia que tiene esa costumbre para con ella y sus hijas), y al final sus hijas probablemente sigan con la burka (por otra parte la burka no parece una prenda como para socializar mucho con los locales...). También sus hijos verán como algo normal y necesario que las mujeres de su familia lleven burka, y también probablemente presionen, consciente o inconscientemente, para que sus mujeres lleven burka.
¿Hay libertad de elección para esas hijas? En mi opinión no.
Una solución salomónica podría ser permitir llevar burka sólo a aquellas que superen la mayoría de edad, y que por tanto supuestamente debieran tener capacidad de elección. Más aún, si antes han vestido al modo local, y se dan cuenta de que la vida probablemente es más cómoda sin la burka.

Luis de Amézaga dijo...

1. A mí poco me importa si algo es "liberal" o no. Veo desde hace tiempo una gran preocupación entre algunos sobre si el liberalismo permite tal cosa o no, si eso que tú piensas es más o menos liberal... Me importa un comino. Para mí lo realmente relevante más allá de etiquetas definitorias gremiales es si algo tiene o no sentido.

2. Nadie debería poder llevar burka por la calle en España. no porque no seamos musulmanes o porque así seremos conservadores o liberales o progres o anarcochiripitifláuticos. No debería ser aceptble por el simple hecho de que un ciudadano no puede ocultar su identidad en el día a día, Batiburrillo lo apuntaba en un comentario anterior. La seguridad de un país viene también por la fácil identificación de sus ciudadanos.

3. Si una mujer se pone la prenda en su casa (y porque quiere) que haga lo que desee de puertas para dentro.

Smith dijo...

A ver (soy Batiburrillo, que antes me equivoqué al seleccionar la identidad):

1) Las dos noticias que he comentado al final del primer comentario son interesantes pero no constituyen la base de mi argumentación.

2) Yo creo que el liberalismo no tiene por qué dar cuartel a actitudes no ya antiliberales, sino denigrantes para la condición humana y que son la más viva demostración de que la cultura islámica es totalitaria hasta extremos inimaginables (hace unos años) en Occidente.

3) "¿Y qué hacemos entonces? ¿Prohibimos el burka, como pide Fernández Díaz?". Por supuesto. ¿Cuál es el problema? Se prohibe circular a más de cuarenta por las ciudades, ¿por qué no se va a prohibir que las mujeres tengan que ver el mundo a través de una rejilla?

4) El argumento de que se debe dejar llevar a las mujeres que así lo deseen el burka en aras a una supuesta libertad de elección de indumentaria me parece bastante endeble. Para empezar, el burka no es un velo islámico cualquiera, más bien es una especie de manera de ocultar completamente a una mujer detrás de toda una indumentaria bastante más compleja. Por otra parte, el burka es un símbolo de la opresión de las mujeres, que además las convierte en fantasmas. Si no se permite la existencia de partidos totalitarios como el nazi, ¿por qué ha de tolerarse la existencia de costumbres igualmente opresoras (aunque las oprimidas estén bailando en Belén con esas sábanas carcelarias)?

5)Coincido con Luis en que el debate sobre si el estar a favor de la libertad de llevar Burka es liberal o si el estar en contra es conservador es un tanto estéril. Aquí hay que ver qué sucedería si los 45 millones de españoles lleváramos esa prenda (en ciudaddes, montes, playas, etc.) Estas mujeres, por cierto, ¿pueden tomar el sol?

Al final, las sociedades tienen unos mecanismo de autodefensa. Guste o no, las sociedades tienen unas bases de convivencia como la identificación visual de las personas que las componen.

Entropía dijo...

Lo de prohibir no me convence tan fácilmente. Asaz complicado es enjuiciar si quien lo lleva se siente o no denigrado y, más difícil todavía, si la -a falta de mejor calificación- autoagresión fue o no inducida.

Luis de Amézaga dijo...

Si anda, entropía... es lo mismo. Y esta también.
http://www.educared.org.ar/tamtam/lmages/carnavalesis.jpg

AMDG dijo...

En lo de seguridad estoy de acuerdo, en los de dignidad no. Yo no soy quien para juzgarla, ni ningun politico.

Por eso, velo no, pero pañuelo sí, pero también debería haber libertad para mostrar desagrado a esa gente, y ese es el problema que no la hay.

rojobilbao dijo...

El debate no es nuevo, en Madrid ya hubo un motín de Esquilache por motivos similares.
Por otra parte y respondiendo a Batiburrillo (Smith, pero firmante como Batiburrillo) le contaría una anécdota que ocurrió estos carnavales en Bilbao. Un hombre disfrazado de Darth Vader entró en un local de maquinas tragaperras y se llevó la recaudación tras encerrar a la dependienta. Aún desconocemos al ladrón.
Pregunto, ¿está prohibido ir con pasamontañas todo el santo día? ¿Es legal vestir a diario de Darth Vader? Es cierto que no es una costumbre arraigada, pero si un día tiene pinta de serlo ¿instauraremos la prohibición?
La seguridad no puede estar por encima de la libertad sin justificación, esto es, tiene su lógica la prohibición del uso del burka si vas a montar en un avión, no si vas a pasear por la castellana.

Libertymad dijo...

Presumir que todas las musulmanas llevan velo y burka por elección propia es pecar de una ignorancia y una simpleza lamentables y trágicas. Ojalá la cosa fuera tan sencilla.
Pecas de una inocencia conmovedora, si no fuera también bastante estúpida. Es mundo no es de color de rosas, la gente hace cosas obligada. Pásate por algún barrio musulman en tu próxima visita a París, Amsterdam o cualquier otra capital europea. O por algún pueblo del País Vasco, antes de que también digas alguna tontería sobre los vascos y la libertad.
Otra cosa es la prohibición, tema complicado donde los haya, pero tu argumento es como mínimo risible.

rojobilbao dijo...

Si te parece risible, te ríes, que es muy sano.
Los casos de velo o burka por obligación basta con darle facilidades para la denuncia, como el resto de las cosas.

Anónimo dijo...

Yo prefiero no prohibir el burka, pero que me den la libertad de no dejar pasar a una persona con burka en un supermercado o a su marido, o a quien a mi me de la gana.

Entropía dijo...

Luis: ¿estamos de acuerdo en que tanto burka como capirote pueden calificarse de indumentaria religiosa, autoagresiva quizá, usada/exhibida en lugar público?

Diferencias evidentes, sin ánimo de exhaustividad:
1) El capirote es exclusivo de Semana Santa
2) El capirote es unisex
3) El capirote no evoca aquí y ahora violaciones de derechos humanos fundamentales

Consideraciones:
1) Admitimos, en términos generales, y suponiendo que sea el caso, la autoagresión -estoy pensando en operaciones de cirugia estética, piercings, consumo de drogas etc. Entonces la pregunta es la de siempre: ¿esas mujeres consienten libremente en ponerse el burka? El problema viene de la imposibilidad de encontrarse, en la práctica, con un consentimiento libre puro y, en relación con ello, distinguir entre influencia, estímulo, persuasión, coacción... Si el criterio, a mi juicio razonable, para prohibir el niqab es presumir que toda mujer ha sido coaccionada -esto es, no cabe apreciar libre consentimiento válido- a llevarlo, no veo por qué presumir que todo cofrade hace libremente lo propio, en según qué casos descalzo y (auto)lesionado, siendo el fundamento último religioso el mismo.
2) Los argumentos de Fernández Díaz: "por seguridad y dignidad de la mujer". El de seguridad no lo entiendo. Con el de dignidad, concepto indeterminadísimo, puedo hacer un esfuerzo. Siguiendo con las similitudes, puesto que el capirote es unisex no veo manera de considerarlo indigno; ahora bien, los sacerdotes católicos no se cubren la cabeza y las monjas sí -¿la toca es indigna per se? (¿ellas la perciben como indigna?) ¿y el velo de novia es indigno? ¿y el luto guardado por viuda católica es indigno? ¿y...? En esta línea de razonamiento se me ocurre: ¿puede el Estado, por ley, prohibir una clara discriminación sexual de la Iglesia católica, cual es que los sacerdotes puedan oficiar misa y las monjas no, aduciendo criterios como el de la dignidad?
3) No veo tan claro que sea justo y necesario prohibir la indumentaria, el libro, la bandera, la propaganda, el símbolo, como la vulneración de derechos en sí.

No sé -pero me asombra que vean tan claro prohibir/permitir.

Joan Pirata dijo...

Vale, respetamos la hiyab pero ¿metemos en el trullo cien años al que quiera imponer la sharia?

a. gil dijo...

VAYA UN FONDO DE ARMARIO

La mujer occidental que viaja a los países islámicos no puede lucir en público su palmito como lo haría en Puerto Banús o en la nudista playa Artola. Si transgrediera las leyes y costumbres de aquellos pagos se lo harían saber de manera fulminante.

Los islamistas nos imponen el respeto en sus países y quieren extender sus hábitos fuera de sus fronteras; y entretanto aquí pasamos el rato discutiendo los que no estamos dispuestos a poner la otra mejilla y los que sí.

No quisiera tener una hija casada con un islamista, aunque le pusiera un fondo de armario con burkas de todos los colores. ¿Y ustedes señoras? ¿ Y ustedes señores?

Hay que dar la cara, y no sólo los hombres.