Pekín 2008

Desde hace mucho sabemos que el mayor enemigo de la libertad, en democracia, es la seguridad. En nombre de dicha seguridad (que tantas veces se ha demostrado falsa) renunciamos continuamente a libertades.

Lo irrisorio, es perder libertad por algo que no hay manera de entender como "seguridad". Hay razones que no son sino un cuento chino.

Los responsables de la organización de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 prohibirán la entrada de la Biblia en las villas de deportistas donde se alojarán los atletas, alegando «razones de seguridad», según unas informaciones publicadas en el diario deportivo italiano «La Gazzetta dello Sport». Además de la prohibición del libro sagrado, que ha causado una gran sorpresa a los participantes, los atletas no podrán llevar consigo ningún otro símbolo religioso dentro de estos recintos olímpicos. La Biblia está registrada en el llamado «decálogo de objetos prohibidos» que ha redactado la organización de los JJ OO, una lista que prohíbe la entrada de un amplio número de objetos, entre ellos algunos tan usuales como cámaras de vídeo o tazas.

0 comentarios: