Cuento (triste) de Navidad

ASÍ PAGA EL DIABLO A QUIEN BIEN LE SIRVE

No por anunciado el final ha resultado menos trágico. Esta mañana ha caído muerto tiroteado el Olentzero, en Munguía, cuando salía de su casa. Nadie parece conocer su verdadero nombre. No se conoce realmente ni su edad. Saltó a la fama en los noventa, aunque los contactos con el datan ya de los años setenta. Cuando la izquierda abertzale le sugirió adoptar el papel de · "Papá Nöel vasco” aceptó encantado. El no era nadie y quería hacer algo importante por su pueblo. El nacionalismo moderado abrazó con fuerza una seña de identidad nueva haciéndose los suecos ante la falta de tradición de dicha figura. Afirmaron con acierto, que la política y el dinero lograrían instaurarlo como algo vasco “de toda la vida”. Durante años no se planteó una guerra abierta entre el Olentzero y los Reyes Magos. El bando vasquista estaba acumulando fuerzas y aún no se sentía vencedor. Pero era este mismo año, cuando la guerra era declarada en todos los frentes comenzando por la televisión pública, que dejaba de emitir la cabalgata de los Reyes y emitía la del Olentzero.


Como los niños siguieron apoyando masivamente la espectacularidad (y la verdad) de los Reyes y su cabalgata, ETA misma anunció públicamente que declaraba a los Reyes Magos, objetivo estratégico de la banda. Algo cambió en la mente del Olentzero. Muchas de las cosas que no le estaban gustando se agolparon en su mente. De manera que participó de manera activa en un acto del foro de Ermua en defensa del derecho de los Reyes Magos a inundar de regalos a los niños vascos, sin sentirse amenazados.


Antes de recibir protección policial, que la solicitó, el Olentzero ha encontrado la muerte. Tres balas en su cabeza han terminado con todo, ¿o no? Las declaraciones del PNV resultan muy elocuentes. Dice su presidente Urkullu:


“Han matado a uno de los nuestros. Los que lo han hecho no son vascos, son unos asesinos. Pero si así creen acabar con la tradición vasca del Olentzero se equivocan. Hoy más que nunca apoyamos la figura del Oletzero, que llena de regalos y felicidad Euskadi desde tiempos inmemoriales.”

2 comentarios:

alfonso dijo...

Antológico.

TioPiter dijo...

Te has salido, una vez más. Feliz Navidad y felices 3,5 kg. Os queremos.