Ronaldo y cierta visión católica de lo económico

El Cardenal Sistach en la homilía de la fiesta del Corpus:

"Resulta incomprensible que en la actual situación de nuestro país se hagan dispendios descomunales, como en el caso de contratos deportivos"

Manuel María Bru, cura de la COPE:

¿Es justo que una operación del ocioso negocio deportivo, que implica a una sola persona, tenga el mismo coste, por decir uno entre miles de ejemplos, que acabar con el paludismo en un país entero de África?
¿Es justo que un deportista, un artista o, me da igual, un profesional especialista por muy único que fuese, gane mil euros a la hora? ¿Los necesita para vivir, él, y toda su familia, por muy grande que sea?


Desde un diario nada favorable a Florentino le contestan:

Todos los cálculos apuntan a que los beneficios que generarán los dos jugadores contratados por el Real Madrid serán superiores a los que produjeran en su día jugadores de la talla de David Beckham, Luis Figo, Ronaldo o Zinedine Zidane. Por ejemplo, las contrataciones de Zidane y Figo supusieron un desembolso de 133 millones de euros -el portugués costó 60 millones y el francés 73-, y los ingresos del Real Madrid en esta misma etapa pasaron de 100 a 300 millones.

En esta misma línea, la llegada de David Beckham al conjunto merengue provocó que el dinero que entró en la caja del conjunto madridista en concepto de merchandising creciera en un 133 por ciento con respecto al año anterior a su llegada. La venta de camisetas del '23' inglés se disparó de manera casi incontrolada: los aficionados blancos adquirieron un millón de elásticas durante la primera temporada de Becks en el Real Madrid, una situación que se puede duplicar con la llegada de Kaká y Cristiano.

Además, si se tienen en cuenta conceptos como los derechos televisivos o los palcos VIP's, la cantidad de ingresos puede ser aún mayor. Con los fichajes de renombre, la marca Real Madrid gana un mayor valor, lo que supone que su caché aumentará sobremanera y puede ser explotado en los principales mercados del mundo, así como en los alternativos -tales como América o Asia- que Florentino Pérez quiere explotar en su nueva andadura presidencial.


Datos, cifras y verdades, frente a lugares comunes.

5 comentarios:

Hector1564 dijo...

Humm... No estando de acuerdo con los obispos considero, no obstante, que no han sido respondidos como se merecían pues aquellos apelaban a una lógica moral no mercántil, no preguntaban qué tiene sentido económico la compra de esos jugadores sino si lo tiene moral, si es legítimo que alguien gane tanto dinero cuando ya tiene, a diferencia de otros, las necesidades cubiertas.

Daniel Ballesteros Calderón dijo...

Desde mi punto de vista, no es necesariamente injusto que un futbolista gane cantidades "exageradas" por su trabajo, dado que además de que da algo a cambio muy valioso, tampoco sabemos qué uso le va a dar a ese dinero.

Dado que lo empleará para hacer obras de caridad y/o invertir, y adquirir bienes y servicios (el carácter moral de los mismos es otro asunto), etc... no creo que podamos considerar que esos pagos son injustos; pues precisamente transfieren esos fondos a personas "más comunes".

En cuanto al traspaso, que es de lo que se trata... bueno, nadie critica los colosales gastos en autopistas (muuuy superiores a este traspaso) recurriendo al argumento de la utilidad social alternativa del dinero. Tampoco cuando se hacen OPAs entre empresas, rescates financieros de empresas automovilísticas, etc.


En definitiva, el argumento de estos sacerdotes es falaz y revela que no saben nada de economía -por consiguiente el análisis moral les va a fallar-.

Don Estrafalario dijo...

Como advierte un comentarista en el blog del señor Bru:

"...al tiempo de recibir ayudas del Estado para ser más flexibles, no tienen reparos en abalar operaciones de este tipo?"

Abalar y tal...

Por cierto, es curioso que en la página Religión en Libertad (la cual, tengo que reconocer, me proporciona mi dosis de risa diaria) se recogen las declaraciones del Cardenal Sistach justo debajo de una noticia en la que se informa de la producción de una película sobre la vida de Escrivá de Balaguer que costará ¡20 millones de euros! ¿Ésos no servirían para acabar con el paludismo en alguna nación africana?

JFM dijo...

Ronaldo fué adquirdio con la esperanza de que su fichaje reportará más de lo que cuesta;

Donde si veo la injusticia es que los contribuyentes esten manteniendo a unos cineastas millonarios que no reportan, ni reportaran nunca un duro, cuya produccion causa verguenza ajena y que encima se permiten despreciar a quien les hace vivir.

A cuantos Africanitos se podria alimentra con lo que se llevan los artistas de la ceja y con l:o que roba la SGAE?

Anónimo dijo...

Creo que toda la gente que trabaja (y trabajará) para el Real Madrid, desde los empleados madrileños hasta los que manufacturan las camisetas en China o a saber dónde, están la mar de contentos. Eso sí que es "obra social", y si robarme ni un euro, oigan.

saludos.